• El presidente de Rusia, Vladimir Putin, hablando en Moscú, en un mitin electoral para las presidenciales del día 18, 3 de marzo de 2018.
Publicada: domingo, 4 de marzo de 2018 22:42
Actualizada: lunes, 5 de marzo de 2018 8:23

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ha asegurado que Moscú ‘jamás’ permitirá la extradición de los 13 individuos imputados en EE.UU. de una supuesta interferencia en el proceso electoral de Estados Unidos a favor del actual presidente, Donald Trump.

“Jamás. Rusia no extradita sus ciudadanos a ningún sitio, exactamente igual que EE.UU. ¿O EE.UU. extradita sus ciudadanos a algún sitio?”, dijo enfáticamente Putin en una entrevista grabada en Moscú (capital rusa) y difundida hoy domingo por la cadena NBC TV con la conocida presentadora estadounidense Megyn Kelly.

Las 13 personas en cuestión, acusadas a mediados de febrero en un informe del fiscal especial estadounidense Robert Mueller, no representan a las autoridades rusas, ni el mandatario sabe qué hicieron, en caso de que hicieran algo de lo que se les acusa. En todo caso, la Constitución de Rusia prohíbe a su Gobierno extraditar a nacionales del país.

Aun así, la presentadora dedicó una decena de minutos a insistir sobre el asunto, afirmando que en su país hay “consenso” entre los servicios de inteligencia, el Partido Demócrata y el Partido Republicano sobre la existencia de una trama rusa para llevar al poder a Trump. Putin ya lo había negado a la misma Kelly en junio del año pasado.

Jamás. Rusia no extradita sus ciudadanos a ningún sitio, exactamente igual que EE.UU. ¿O EE.UU. extradita sus ciudadanos a algún sitio?”, dice el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

 

El mandatario volvió a afirmar que los hackers identificados podrían estar en cualquier parte del mundo, incluido EE.UU., y achacó la atribución a Rusia del pirateo informático relacionado con la campaña electoral estadounidense a una batalla política interna.

Para argumentar la posibilidad de un montaje político por parte de los servicios secretos de Washington en el asunto, Putin recordó las distintas teorías sobre la implicación de servicios secretos norteamericanos en el asesinato el 22 de noviembre de 1963 del entonces presidente del país, John F. Kennedy. EE.UU. mantiene aún secretas miles de páginas de documentos sobre el magnicidio.

Además, el presidente ruso señaló que las autoridades estadounidenses deberían ser las únicas en acusar a otros Estados de interferir en elecciones ajenas, cuando Estados Unidos “interfiere activamente en todas partes, en el mundo entero, en las campañas electorales de otros países”.

Trump había prometido durante su campaña, en 2016, una mejora en las relaciones con Rusia, pero desde su elección la tensión se ha mantenido entre ambos países, con embargos y “sanciones” estadounidenses —respondidos en ocasiones recíprocamente por Moscú—, y una carrera de desarrollo militar cuyo último avatar ha sido la presentación por Putin de nuevas armas atómicas, incluido un misil “imparable”.

mla/rha/alg/rba