• El presidente de Rusia, Vladimir Putin (izqda.), es entrevistado por Megyn Kelly, de NBC News, en San Petersburgo (Rusia), 2 de junio de 2017.
Publicada: sábado, 3 de junio de 2017 7:55

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, cree que los hackers de las elecciones de EE.UU. podrían ser de cualquier país, incluso del propio Estados Unidos.

“Los hackers pueden estar en cualquier lugar. Pueden estar en Rusia, en Asia, incluso en América, en América Latina”, dijo el viernes el mandatario ruso durante una entrevista concedida a la cadena estadounidense de televisión NBC News.

De hecho, agregó el jefe de Estado ruso, estos hackers pueden ser de Estados Unidos y por ello buscaron echarle toda la culpa a la Federación Rusa y su Gobierno de forma profesional.

En las afirmaciones realizadas a lo largo de la entrevista, la cual se hará pública en su totalidad el domingo, Putin declaró que está convencido de que los hackers divulgaron esta información mencionando a Rusia, para después agregar que todo podría ser parte de “una batalla política”.

Los hackers pueden estar en cualquier lugar. Pueden estar en Rusia, en Asia, incluso en América, en América Latina”, manifestó el presidente ruso, Vladimir Putin, en relación con los ciberataques contra las pasadas elecciones de EE.UU.

La presentadora de NBC Megyn Kelly, que fue la encargada de entrevistar a Putin, explica en un breve vídeo —un adelanto de lo que se divulgará el domingo— que el mandatario ruso también sugiere que la Agencia Central de Inteligencia de EE.UU. (CIA, por sus siglas en inglés) podría estar detrás del supuesto ataque cibernético contra los comicios presidenciales del 8 de noviembre de 2016.

La entrevista de Kelly a Putin se produjo en momentos en los que los comités de inteligencia del Congreso estadounidense están investigando la supuesta injerencia rusa en las elecciones presidenciales y preparándose para interrogar a los principales funcionarios de la Administración del presidente de EE.UU., Donald Trump, entre ellos Jared Kushner, su yerno y uno de sus altos consejeros.

Mencionar que tanto la CIA como el Buró Federal de Investigaciones de EE.UU. (FBI, por sus siglas en inglés), así como la Agencia de Seguridad Nacional del país norteamericano (NSA, en inglés) difundieron varios informes en los que se acusa a Moscú de intervenir en las presidenciales de EE.UU., aunque en los mismos no se adjunta ningún tipo de prueba concreta que apoye tales afirmaciones.

Pese a todos estos hechos, el Kremlin ha rechazado en repetidas ocasiones cualquier injerencia rusa en los comicios de EE.UU. o en las filtraciones del Partido Demócrata que incidieron, supuestamente, en los resultados de las elecciones en cuestión. El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, ha calificado tales imputaciones de “ridículas”.

zss/anz/msf

Comentarios