• Ataques aéreos de EE.UU. destruyen un puente sobre el río Éufrates en la ciudad siria de Deir Ezzor (noreste), septiembre de 2016.
Publicada: viernes, 9 de febrero de 2018 6:48
Actualizada: viernes, 9 de febrero de 2018 13:27

Rusia afirma que un repentino aumento en el nivel del agua ha destruido un puente clave sobre el río Éufrates que separa al Gobierno y las fuerzas rebeldes respaldadas por Estados Unidos en el este de Siria, mientras no descarta que Washington esté detrás del referido hecho.

“No es de descartar que EE.UU. haya intentado de esa forma bárbara (…) evitar que el Gobierno legítimo de la República Árabe Siria se consolide en la orilla izquierda del Éufrates”, declara este viernes el periódico oficial del Ministerio ruso de Defensa, el Krasnaya Zvezda.

A este respecto, el diario de la Cartera rusa detalla que el pasado martes, pese a la ausencia de precipitaciones importantes, el nivel del agua en el Éufrates de repente subió varios metros y la velocidad de la corriente se duplicó, por lo que al día siguiente el puente quedó destruido.

Conforme a una investigación llevada a cabo por especialistas sirios, agrega Krasnaya Zvezda, el drástico cambio de la situación hídrica se produjo debido a la apertura “intencionada” de las esclusas en la represa hidroeléctrica de la ciudad de Al-Tabqa (al oeste de Al-Raqa, norte de Siria) ubicada en territorio de grupos de la oposición del país árabe.

No es de descartar que EE.UU. haya intentado de esa forma bárbara (…) evitar que el Gobierno legítimo de la República Árabe Siria se consolide en la orilla izquierda del Éufrates”, declara el oficial diario del Ministerio de Defensa de Rusia en alusión a la destrucción de un puente clave sobre el río Éufrates. 

En septiembre de 2017, especialistas militares rusos edificaron a varios kilómetros de la ciudad siria de Deir Ezzor (noreste) el puente de 210 metros sobre el Éufrates, con tal de trasladar tropas y maquinaria bélica a la orilla oriental del río.

No es la primera vez que Estados Unidos es acusado de golpear las infraestructuras estratégicas en Siria. En febrero de 2017 los aviones de guerra de la denominada coalición contra EIIL (Daesh, en árabe), liderada por EE.UU., bombardearon el puente de Al-Meqle, localizado en el oeste del pueblo de Maadan, a 60 km al este de Al-Raqa. A consecuencia de dicho ataque, el puente que unía las dos orillas del río Éufrates dejó de estar activo.

Ante este escenario, Rusia denuncia que el verdadero objetivo de la permanencia de las fuerzas de EE.UU. en el territorio sirio, que es catalogado, asimismo, de “ilegal” por el Gobierno legítimo de Damasco, ya no es luchar contra el grupo terrorista Daesh, sino sirve para que Washington se haga con los activos del país árabe.

fmk/ktg/mjs