• Tanques y militares de Estados Unidos desplegados en la zona fronteriza entre Siria y Turquía.
Publicada: jueves, 8 de febrero de 2018 18:20
Actualizada: viernes, 9 de febrero de 2018 2:00

El Ministerio de Defensa de Rusia ha denunciado este jueves que las recientes acciones de la denominada coalición contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe), liderada por Estados Unidos, sirven para que Washington se haga con los activos de Siria.

“El verdadero objetivo de la permanencia ilegítima de las fuerzas de EE.UU. en el territorio de Siria ya no es luchar contra el grupo terrorista Daesh”, dice una nota de la Cartera rusa.

El propósito final de los estadounidenses no es nada más que “apoderarse y mantener bajo su control los activos económicos que pertenecen solo a la República Árabe Siria”, asegura el texto del Ministerio ruso de Defensa.

El comunicado ha argumentado su postura con la información divulgada por el Mando Central de Estados Unidos (Centcom), anunciando que la mencionada coalición lanzó una serie de ataques “defensivos” contra las fuerzas progubernamentales sirias, matando a 100 militares sirios.

El verdadero objetivo de la permanencia ilegítima de las fuerzas de EE.UU. en el territorio de Siria ya no es luchar contra el grupo terrorista Daesh, sino apoderarse y mantener bajo su control los activos económicos que pertenecen solo a la República Árabe Siria”, afirma un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia.

 

De acuerdo con el Centcom, los ataques de la llamada coalición se trataban supuestamente de una respuesta al ataque de las fuerzas sirias contra las milicias de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por la Casa Blanca, en su base cerca del río Éufrates.

En este contexto, el comunicado del Ministerio de Defensa de la Federación Rusa ha asegurado que la coalición atacó a las tropas sirias cuando estaban realizando una operación militar contra la banda terrorista takfirí.

Aunque los bombardeos de la denominada coalición en Siria no han tenido el aval de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la comunidad internacional ha mantenido el mutismo ante sus acciones por la insistencia de que sus ataques sirven para acabar con el terrorismo, pero, de hecho, dejaron bajas civiles.

Sin embargo, sus operaciones militares fueron consideradas desde el principio como ‘ilegal’ por parte de Damasco y sus aliados, pero la contención de Daesh por parte de Damasco y la continuación de la presencia de EE.UU. y sus cómplices en el país árabe han aumentado las sospechas: la Cancillería siria denunció que presencia militar de EE.UU. apoya a Daesh.

zss/ktg/bhr/hnb