• La representante permanente adjunta de Irán ante la ONU, Zahra Ershadi
Publicada: viernes, 21 de octubre de 2022 6:55

Irán acusa al Occidente de hipocresía por autoproclamarse un defensor del derecho de las mujeres y avisa que las iraníes no necesitan la protección occidental.

La representante permanente adjunta de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Zahra Ershadi, tachó el jueves de “sin fundamento” las acusaciones de ciertos países occidentales sobre la supuesta violación de los derechos humanos de las mujeres en el país persa.

“Condenamos estas acusaciones, que no son más que un intento de politizar los derechos de las mujeres, y no consideramos que las afirmaciones de estos países de apoyar a las mujeres iraníes sean honestas y de buena fe, teniendo en cuenta su hipocresía, doble rasero y enfoque selectivo en materia de los derechos humanos”, subrayó la diplomática en un debate abierto del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la mujer.

Luego, la representante de Irán exigió el levantamiento de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos al país persa, y dijo que “estas sanciones crueles han violado los derechos más básicos de las mujeres iraníes”.

 

Denunció además que las mujeres en Irán son las primeras en pagar el precio de “las catastróficas consecuencias humanas y económicas de los embargos”, por lo que urgió a la ONU y el Consejo de Seguridad a cumplir su responsabilidad de actuar para poner fin a esas restricciones.

Calificó de “trágica” la muerte de la joven iraní Mahsa Amini —ocurrida el pasado 16 de septiembre en un hospital en Teherán días después de ser detenida por la Policía— y fustigó a algunos países occidentales por intentar explotar este incidente para politizar el tema de la mujer en Irán.

“Las mujeres iraníes son inteligentes, educadas, patriotas y conscientes de sus derechos. También saben cómo interactuar con el gobierno de manera constructiva y pacífica para promover sus derechos. Por lo tanto, advertimos a los gobiernos occidentales que las féminas en Irán no necesitan tutores y que no hablan en su nombre”, avisó la diplomática.

Destacó que la República Islámica dese su formación ha estado trabajando para elevar la posición de las mujeres en todas las áreas económica, cultural, política, y etc. Ahora el 49 % de los médicos en Irán son mujeres; y el porcentaje de mujeres en cargos de toma de decisiones en el país ha aumentado considerablemente —pasó del 13 % en 2017 a más del 25 % en 2021—, detalló.

Concluyó, pidiendo a los Estados occidentales que respeten los principios de soberanía nacional y no injerencia en los asuntos internos de otros países.

ftm/hnb