Publicada: domingo, 25 de septiembre de 2022 1:42

Aquí revisamos estragos que han causado los vándalos durante los disturbios en los últimos días en varias ciudades de Irán.

Desde el viernes, 16 de septiembre, al conocerse la muerte de la joven Mahsa Amini, los alborotadores se han aprovechado de la situación para atentar contra el orden público, provocando disturbios, incendios en varias mezquitas, agresión contra las fuerzas de seguridad y destrozos parciales y totales en propiedades públicas y privadas.

La televisión estatal iraní IRIB anunció el sábado que el número de muertos durante la violencia callejera ascendió a 41 personas, aunque aseguró que se trata de su propio recuento y que no son datos gubernamentales.

Entre las víctimas hay 5 uniformados. Además, la violencia ha dejado más de 100 heridos, entre ellos miembros del personal de seguridad de la Fuerza de Resistencia Popular (Basich).

 

Mientras tanto, más de 60 ambulancias han sido destruidas o quemadas y el director ejecutivo de la Organización de Bomberos, Qodratolá Mohamadi, informó anteriormente del ataque de los vándalos a cuatro estaciones de bomberos y que 23 vehículos han sido calcinados por los agitadores.

El alcalde de Teherán (capital), Alireza Zakani, declaró que 43 de autobuses junto con 54 estaciones de autobuses resultaron dañados en los recientes disturbios.

Desde el primer día de la muerte repentina de Mahsa por sufrir un ataque al corazón, las autoridades de alto rango de Irán, incluido el presidente del país, Ebrahim Raisi, el ministro del Interior, Ahmad Vahidi; el presidente del Poder Judicial, Qolam-Husein Mohseni Eyei; el fiscal general de Teherán, Ali Alqasi Mehr; miembros del Parlamento, así como la Policía, han asegurado que el caso está bajo un seguimiento serio y todos los aspectos del incidente están siendo investigados minuciosamente.

Esto mientras que los medios de comunicación occidentales intentan culpar a los agentes de Policía de la muerte de Mahsa buscando desatar la ira contra el Sistema de la República Islámica de Irán, haciendo todo lo que posible para manipular la información hasta realizar montajes de vídeos, en busca de exacerbar a la ciudadanía a salir a las calles a protestar.

tmv/rba