• 
El presidente del Poder Judicial de Irán, Qolam-Husein Mohseni Eyei.
Publicada: sábado, 24 de septiembre de 2022 19:21
Actualizada: miércoles, 2 de noviembre de 2022 6:46

El presidente del Poder Judicial de Irán condena los disturbios recientes en el país y asevera que no dejará a los alborotadores socavar la seguridad nacional.

El Poder Judicial, con la cooperación de las fuerzas y cuerpos de seguridad correspondientes, no permitirá de ningún modo que los alborotadores profesionales socaven la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos en las diversas regiones del país”, ha puesto de relieve este sábado Qolam Hosein Mohseni Eyei durante su visita sin previo aviso a la corte Shahid Moghadas (que juzga a los crímenes de seguridad) en Teherán.

Al respecto, ha asegurado que las fuerzas pertinentes reaccionarán de manera preventiva y conforme a las leyes ante los destructores de bienes públicos, los alborotadores relacionados con servicios de espionaje extranjeros y grupos antirrevolucionarios.

El titular del Poder Judicial, además, ha enfatizado que se tomaran medidas disuasorias, según las normas legales, contra los elementos de los disturbios en las calles, quienes están bajo de la influencia de los medios de comunicaciones occidentales y la guerra psicológica de los enemigos del país y que buscan asustar a la ciudadanía, ha advertido.

 

Además, Mohseni Eyei ha agradecido a sus colegas judiciales, así como a las fuerzas de seguridad y miembros de la Policía, en particular a las Unidades Especiales de la Policía de Irán y miembros del personal de seguridad de la Fuerza de Resistencia Popular (Basich) quienes, según el funcionario, durante los últimos días han garantizado la seguridad de los ciudadanos en todo el país.

En los últimos días, alborotadores se han aprovechado de la muerte de la joven Mahsa Amini, de 22 años —acaecida en un hospital días después de que fuera detenida por la policía de la moral de Irán— para atentar contra el orden público, provocando disturbios, incendios en varias mezquitas, agresión contra las fuerzas de seguridad y destrozos parciales y totales en propiedades públicas y privadas.

Desde el primer día de su muerte repentina, las autoridades de alto rango de Irán, incluido el presidente del país, el ministro del Interior, Ahmad Vahidi; el fiscal general de Teherán, Ali Alqasi Mehr; miembros del Parlamento, así como la Policía, han asegurado que el caso está bajo seguimiento serio y todos los aspectos del incidente están siendo investigados minuciosamente.

Esto mientras que los medios de comunicación occidentales intentan culpar a los agentes de Policía de la muerte de Mahsa buscando desatar la ira contra el Sistema de la República Islámica de Irán, haciendo todo lo posible para manipular la información hasta realizar montajes de vídeos, en busca de exacerbar a la ciudadanía a salir a las calles, a protestar.

nrl/ncl/hnb