• Manifestantes iraquíes llevan una pancarta con las fotos del general Soleimani y el comandante Al-Muhandis en Bagdad, el 14 de mayo de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: jueves, 25 de noviembre de 2021 18:33

La primera ronda de reuniones del comité conjunto de Irán e Irak para la investigación por el asesinato del general Soleimani y sus compañeros concluye en Bagdad.

En declaraciones con la prensa, el vicepresidente para Asuntos Internacionales de la Comisión de Derechos Humanos del Poder Judicial de Irán, Kazem Qaribabadi, ha afirmado este jueves que representantes del sistema judicial de Irán e Irak participaron en la primera reunión del comité conjunto de investigación sobre el asesinato del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y sus compañeros.

“Al final de esta ronda de conversaciones, los jefes de las dos delegaciones también firmaron una declaración conjunta condenando este crimen como un crimen grave y un acto que viola la soberanía nacional de Irak y viola el derecho internacional y los derechos humanos. Y enfatizaron en el castigo de los autores de este crimen internacional y la necesidad de llevarlos ante la justicia”, ha precisado Qaribabadi.

En este sentido, ha agregado que lo importante desde un punto de vista legal es que esta declaración establece que el crimen se cometió durante la visita oficial de Soleimani a Irak por invitación del Gobierno iraquí para transmitir el mensaje político de la República Islámica de Irán.

Asimismo, ha señalado que las delegaciones de las dos partes discutieron e intercambiaron datos sobre los temas de la agenda y las medidas adoptadas hasta el momento y las que van a adoptar en el futuro sobre el tema en cuestión.

 

En este contexto, las partes acordaron adoptar las medidas legales y judiciales posibles para procesar y castigar a los perpetradores y elementos involucrados en el asesinato del general Soleimani y sus compañeros, especialmente los agentes y nacionales estadounidenses involucrados, continuar y mejorar la cooperación bilateral para completar las investigaciones judiciales en curso en los dos países, usar todas las capacidades disponibles para proporcionar y completar la información requerida de conformidad con el Acuerdo de Cooperación Jurídica y Judicial en Materia Penal entre Irán e Irak y las representaciones judiciales y seguir con las actividades de la comisión mixta de investigación en los dos países para asegurar la cumplimentación de la información requerida en la investigación judicial, a la mayor brevedad.

Las dos partes han decidido celebrar una segunda ronda de reuniones del comité en Teherán, capital iraní, durante el próximo mes.

El 3 de enero de 2020, el teniente general Soleimani y Abu Mahdi al-Muhandis, subcomandante de las Unidades de Movilización Popular (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe) de Irak, junto a otros compañeros, fueron asesinados en una operación terrorista realizada en Bagdad, por orden directo del entonces presidente de EE.UU., Donald Trump.

En septiembre pasado, el canciller iraní, Hosein Amir Abdolahian, en una reunión con el comité especial para la investigación legal e internacional sobre este crimen, consideró “necesario e imprescindible” dar continuidad a este caso.

De hecho, enfatizó que, si incluso la anterior Administración estadounidense cometió ese crimen, el actual Gobierno no puede escapar de la responsabilidad de este acto terrorista y debe rendir cuentas.

Como parte de su represalia, Irán lanzó el 8 de enero de 2020 fuertes ataques con misiles contra la base aérea Ain Al-Asad, ubicada en la provincia occidental iraquí de Al-Anbar y ocupada por las tropas estadounidenses desde la invasión del país árabe en 2003.

mep/tqi/rba