• El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzadeh, habla en una rueda de prensa en Teherán, capital del país.
Publicada: sábado, 21 de noviembre de 2020 15:49

Irán, tras condenar los ataques terroristas en Kabul, los enmarca dentro de la guerra subsidiaria lanzada por los terroristas aliados de EE.UU. en Afganistán.

El portavoz de la Cancillería iraní, Said Jatibzade, ha condenado tajantemente los ataques con minas y cohetes perpetrados este sábado en diferentes partes de Kabul, y señala que uno de esos cohetes impactó en el jardín de la embajada de Irán en la capital afgana.

Estos ataques terroristas son parte de la guerra subsidiaria que libran los terroristas aliados de Estados Unidos en Afganistán”, acusa el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, dejando claro que Washington es el principal responsable de estos atentados terroristas. 

Jatibzade ha transmitido las condolencias y la solidaridad de Teherán al pueblo y Gobierno de Afganistán por estos ataques terroristas que se han saldado con al menos 8 muertos y 31 heridos, todos civiles.

Pese al impacto de un cohete en el jardín de la misión diplomática solo ha habido daños materiales y, según el portavoz de la Cancillería persa, el personal de la embajada se encuentra perfectamente.

 

Hasta el momento ningún grupo o individuo ha asumido la autoría de los ataques. El grupo armado Talibán se ha desmarcado del incidente mortal.

Las tropas estadounidenses y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) invadieron Afganistán para supuestamente luchar contra los talibanes y reinstaurar la paz y seguridad, pero contrariamente su presencia de más de 19 años no ha hecho sino agravar la inseguridad y coadyuvar a la expansión de grupos extremistas como Daesh.

Diferentes funcionarios afganos denuncian el apoyo de Washington a Daesh y a otros grupos terroristas en Afganistán. Varios informes han revelado, a su vez, el traslado de gran número de extremistas en helicópteros estadounidenses de Siria e Irak al país asiático. EE.UU. busca crear inseguridad en Afganistán para justificar su presencia militar ilegal allí, entre otras metas nefastas.

mnz/hnb/nii/