• El portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Irán, Said Jatibzade, habla en una rueda de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: jueves, 19 de noviembre de 2020 7:13

Irán urge a Canadá a dejar de apoyar el terrorismo económico de EE.UU., en vez de albergar a delincuentes económicos y saqueadores de la riqueza del pueblo iraní.

El portavoz de la Cancillería de Irán, Said Jatibzade, rechazó el miércoles una resolución redactada por Canadá sobre la situación de los derechos humanos en el país persa y calificó el documento de “inaceptable”, y “carecer de todo efecto legal”.

“Condenamos las acciones del Gobierno de Canadá y de los demás creadores de esta resolución, que es un claro ejemplo del abuso de los conceptos y valores trascendentes de los derechos humanos para lograr objetivos políticos miopes”, subrayó el vocero iraní.

Jatibzade lamentó que algunos países, incluido Canadá, utilicen los derechos humanos y sus mecanismos internacionales como una herramienta para promover sus ambiciones e intenciones políticas, y puso de relieve que esas medidas no constructivas no solo no ayudan a mejorar la situación de los derechos humanos y el respeto por estos en todo el mundo, sino que alimentan estereotipos negativos y etiquetados políticamente contra los países independientes.

El alto cargo iraní hizo notar que la resolución propuesta por Canadá, que está en línea con sus políticas hostiles de varios años contra la República Islámica de Irán, fue aprobada el miércoles en el Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) por menos de la mitad de los Estados miembros de la ONU, incluidos el régimen israelí, EE.UU., Arabia Saudí, Baréin, los Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Canadá.

 

De hecho, una mayoría de 114 países de los 193 miembros de la ONU votó “no” o se abstuvo de votar la resolución antiraní, lo que muestra el descontento hacia el enfoque “hipócrita” adoptado por los partidarios de la iniciativa, añadió el vocero persa.

Jatibzade consideró también una “vergüenza” que Canadá reuniera a un grupo de gobiernos con “notorios antecedentes en el ámbito de los derechos humanos” para enseñar sobre derechos humanos al pueblo iraní e instó a Ottawa a dejar de albergar a delincuentes económicos y saqueadores de la riqueza del pueblo iraní que “han encontrado en Canadá un refugio seguro para la transferencia e inversión de los activos que han saqueado”, denunció.

Irán ha demandado en múltiples ocasiones al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) que ponga fin a la hipocresía, la distinción y los dobles raseros aplicados por algunas potencias occidentales en el tema de los derechos humanos, y ha invitado a todos a iniciar un diálogo integral para fortalecer dicha cuestión.

En esta línea, el presidente del Consejo de Derechos Humanos de Irán, Ali Baqeri Kani, ya había rechazado el lunes los esfuerzos de algunos países para aprobar dicha resolución antiraní, destacando que no tiene base legal y los que están detrás de esta resolución son “los mismos países que han seguido el ejemplo de la campaña de ‘máxima presión’ de Estados Unidos, implementando las injustas e ilegales sanciones de Washington contra la nación iraní”.

nkh/ncl/mkh/hnb