• El director del Consejo de Derechos Humanos de Irán, Ali Baqeri Kani.
Publicada: martes, 17 de noviembre de 2020 1:55

Irán reprocha la inacción de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) ante la violación de los derechos humanos de la nación iraní por EE.UU. y sus aliados.

En una sesión del Consejo Superior Judicial realizada este lunes en Teherán, capital iraní, el presidente del Consejo de Derechos Humanos de Irán, Ali Baqeri Kani, ha informado de una carta enviada al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, donde condena, en duros términos, la ignorancia que muestra esta entidad frente a “la violación continua y flagrante” de los derechos humanos de los iraníes mediante la imposición de sanciones y medidas coercitivas por parte de Estados Unidos y otros países occidentales.

Asimismo, el funcionario persa se ha referido a los esfuerzos de algunos países para aprobar una resolución de derechos humanos en la Tercera Comisión de la Asamblea General de la ONU en contra la República Islámica de Irán, destacando que esta resolución “no tiene base legal y no se basa en la realidad de los DDHH en Irán”, ha dejado claro.

Los que están detrás de esta resolución son los mismos países, que han dado refugio a grupos terroristas, que han matado a miles de iraníes ... o han seguido el ejemplo de la campaña de ‘máxima presión’ de Estados Unidos, implementando las injustas e ilegales sanciones de Washington contra la nación iraní”, ha criticado.

 

En otra parte de sus declaraciones, Baqeri Kani ha denunciado el firme respaldo del Gobierno canadiense a dicha resolución antiraní. “Viola sistemáticamente los derechos humanos” en su territorio, explicando que Canadá ha privado a los pueblos indígenas, que son los dueños originales de la tierra de Canadá, de sus derechos básicos, y ha estado dominado por inmigrantes europeos.

De acuerdo con el funcionario iraní, a pesar de que el borrador del informe de la ONU menciona el impacto de las sanciones del Gobierno estadounidense sobre la población iraní, especialmente, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, eliminó este asunto del informe final.

Baqeri Kani insiste en que la ONU, al no catalogar como “la mayor violación de derechos humanos de este año”, el asesinato del teniente general iraní Qasem Soleimani, ha mostrado una vez más las “serias deficiencias” de su informe.

El 3 de enero, Estados Unidos lanzó un ataque selectivo en Bagdad (capital iraquí) que acabó con la vida de Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, prominente defensor de los derechos humanos y luchador contra el terrorismo en la región de Asia Occidental.

EE.UU., desde que abandonó en mayo de 2018 el acuerdo internacional que había firmado con el país persa sobre el programa nuclear iraní, reanudó los embargos económicos y prometió seguir su política de máxima presión contra Irán.

Irán ha demandado en múltiples ocasiones al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU) que ponga fin a la hipocresía, la distinción y los dobles raseros aplicados por algunas potencias occidentales en tema de derechos humanos, y ha invitado a todos a iniciar un diálogo integral para fortalecer dicha cuestión.

shz/ncl/hnb