• El representante permanente de Irán ante las Naciones Unidas, Mayid Tajt Ravanchi.
Publicada: miércoles, 3 de junio de 2020 5:24
Actualizada: miércoles, 3 de junio de 2020 10:07

Irán denuncia que además del terrorismo económico y médico, EE.UU. comete “crimen contra la humanidad” con sus sanciones en medio del brote de la COVID-19.

“Al continuar endureciendo sus sanciones ilegales en medio del brote del coronavirus, Estados Unidos ha cruzado las líneas rojas del terrorismo económico y el terrorismo médico y ha llegado al borde del crimen contra la humanidad”, dijo el martes el representante permanente de Irán ante las Naciones Unidas, Mayid Tajt Ravanchi.

En una reunión sobre el “Impacto de las medidas coercitivas unilaterales en la confrontación global con el coronavirus” en Nueva York (EE.UU.), el diplomático persa enfatizó que mientras el mundo sufre las repercusiones del brote del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, y los países están trabajando para impulsar la cooperación y la solidaridad en esta situación crítica, EE.UU. intensifica sus medidas unilaterales e ilegales contra los países más afectados en gran medida por la enfermedad.

Conforme subrayó Tajt Ravanchi, todos los países se reservan el derecho a tener acceso a los medicamentos y equipos necesarios para frenar la propagación del virus letal, sin embargo, la acción unilateral de Washington ha creado un serio obstáculo para este objetivo.

 

EE.UU. realiza afirmaciones infundadas de que las sanciones no incluyen alimentos, medicinas y equipos médicos, sostuvo para luego indicar que, sin embargo, el hecho de privar a un país su acceso al comercio internacional y el sistema bancario global limita todas sus capacidades para acceder a estos mediante mecanismos financieros y comerciales.

Pues, resulta imprescindible que la comunidad internacional fortalezca su solidaridad y condene las medidas unilaterales e ilegales para que se pueda controlar la crisis del coronavirus, puntualizó.

La reunión del martes fue elaborada a iniciativa de las misiones permanentes de Irán, Rusia, China, Venezuela, Cuba, Siria, Bielorrusia, Nicaragua y Zimbabue ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En pasado mayo, el ministro iraní de Salud, Said Namaki, denunció ante la 73.ª Asamblea Mundial de la Salud que las sanciones unilaterales e inhumanas de EE.UU. causan sufrimiento y dolor a las personas.

ftn/ktg/nsr/msf