• Una caza ruso Sujoi, clase Su-30, en pleno vuelo.
Publicada: jueves, 25 de junio de 2020 7:00
Actualizada: jueves, 25 de junio de 2020 9:19

Teherán cuestiona la inquietud de EE.UU., acusado de muertes de civiles, por la compra posible de cazas rusos o chinos, tras el fin del embargo de armas a Irán.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, alertó que, si expira el embargo de armas convencionales, impuesto en 2006 y 2007, Irán será capaz de comprar nuevos aviones de combate, como el Sujoi Su-30 ruso o el J-10 chino. “Con estos aviones altamente mortíferos, Europa y Asia podrían situarse en el punto de mira de Irán. EE.UU. nunca permitirá que esto suceda”, señaló Pompeo en un mensaje dejado el martes en su cuenta en la red social Twitter.

Mahmud Vaezi, el jefe de Gabinete del presidente iraní, Hasan Rohani, cuestionó el miércoles la doble moral de EE.UU. a la hora de tratar el negocio de armas.

El alto funcionario del Gobierno iraní denunció que EE.UU. ve con buenos ojos la venta de armamento, como cazas de última generación, a ciertos países regionales involucrados en masacre de civiles, como el caso de la agresión de Arabia Saudí contra los yemeníes; sin embargo, se opone a que Teherán adquiera armas para su defensa.

“Mientras EE.UU. vende diferentes tipos de cazas y armamento supermodernos a ciertos países regionales, cuyos resultados se perciben en masacres del inocente pueblo yemení, ¿el Sr. Pompeo se preocupa por el levantamiento del embargo de armas a Irán y la eventual venta de cazas rusos y chinos a Irán para defenderse?”, indicó Vaezi en su cuenta en Twitter.

 

El canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, para evidenciar lo falso de las alegaciones de su par estadounidense, recordó el martes con evidente sarcasmo el alcance máximo de los aviones de guerra mencionados por Pompeo. “Está tan desesperado que trata de engañar al mundo asegurando que en octubre Irán comprará aviones de combate” y los enviará a un viaje sin retorno, dado su limitado alcance, ironizó el ministro de Exteriores iraní.

La restricción sobre las ventas de armas convencionales a Irán expira el próximo mes de octubre, según la Resolución 2231 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), pero Pompeo dijo el 29 de abril que Washington evaluará “todas las opciones” para extenderla.

Pese a todos estos esfuerzos, Washington, al parecer, no cuenta con suficiente apoyo, ni siquiera de sus aliados. La cadena estadounidense CNN, citando fuentes fidedignas, ha informado que Francia, Alemania y el Reino Unido no respaldarán la exigencia de EE.UU. de renovar dicho embargo, y Rusia, miembro permanente del CSNU, ha asegurado que el embargo de armas a Irán sí expirará en octubre.

ask/ncl/ftn/mkh