• El portavoz de la Cancillería iraní, Abás Musavi, ofrece una rueda de prensa en Teherán, la capital.
Publicada: miércoles, 18 de marzo de 2020 11:37

Teherán denuncia que algunos miembros de Países No Alineados se niegan a condenar sanciones de EE.UU. contra Irán, en medio de la lucha contra COVID-19.

El portavoz de la Cancillería iraní, Seyed Abás Musavi, ha explicado que Teherán pidió, a través de la República de Azerbaiyán, presidente pro témpore del Movimiento de Países No Alineados (MPNA o MNOAL), que emita un comunicado para condenar “las sanciones unilaterales” de EE.UU. en su contra, que dificultan en gran medida la lucha contra el nuevo coronavirus (COVID-19).

Sin embargo, algunos países miembros actuaron “con irresponsabilidad” y bloquearon la iniciativa, sin tener en cuenta que “la propagación del COVID-19 es un desafío global y que todos los países deben tener capacidades para poder luchar contra el virus sin obstáculos”, ha denunciado Musavi en una rueda de prensa celebrada este miércoles en Teherán, capital iraní.

Al respecto, el diplomático ha alertado que la postura adoptada por países como Arabia Saudí, Baréin y Marruecos, rompe con la unidad del bloque internacional y viola los principios de buena vecindad.

 

Musavi ha aprovechado la ocasión para agradecer a países que se han mantenido al lado de los iraníes, expresando su solidaridad y ofreciendo su ayuda humanitaria al país persa en estos momentos difíciles.

La jefa del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Georgieva, anunció el 4 de marzo, que el ente que lidera ofrece aproximadamente 50 mil millones de dólares a través de servicios financieros de emergencia con rápido desembolso a países de bajo ingreso y de mercados emergentes que podrían solicitar apoyo. De esa suma, 10 mil millones de dólares están a disposición de los miembros más pobres, libres de intereses, mediante el Servicio de Crédito Rápido, según la alta funcionaria búlgara.

Sin embargo, se desconoce si EE.UU., como país miembro y anfitrión permanente del FMI, permitiría que países sancionados económicamente, como Irán, disfruten de la generosa donación, a la que el Banco Central iraní ha pedido “acceso inmediato”, según el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif.

Aunque la rápida propagación del COVID-19 ha contagiado a 202 259 personas y dejado 8011 muertos hasta la fecha, EE.UU. sigue con su política hostil contra Irán, endureciendo las medidas coercitivas antiraníes. El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, declaró el martes la imposición de nuevas sanciones que afectarán aún más al país en medio del brote del temible virus, cuyo origen aún permanece un enigma.

ask/ktg/nlr/hnb