• Soldados estadounidenses cerca de una instalación dañada por los ataques iraníes en la base Ain Al-Asad, Irak, 13 de enero de 2020. (Foto: The Washington Post)
Publicada: domingo, 19 de enero de 2020 14:13

Los ataques de Irán contra bases de EE.UU. generan un nuevo equilibrio en la región, poniendo en entredicho su gloria militar, dice un funcionario persa.

Los ataques de Irán contra las bases de EE.UU. en Irak “dio lugar al establecimiento de un equilibrio y una disuasión estratégicos entre Irán y EE.UU., y eso no es un desarrollo pequeño. El lanzamiento de misiles contra las bases estadounidenses (…) rompió la gloria militar de EE.UU. y supuso una bofetada (…) a la que no pudieron responder”, ha dicho este domingo el vicecanciller iraní para Asuntos Políticos, Seyed Abás Araqchi.

En una cumbre celebrada en Teherán, capital de Irán, Araqchi ha evaluado las dimensiones políticas y estratégicas del asesinato, a manos de EE.UU., del comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán, el teniente general Qasem Soleimani, y la respuesta misilística que dio Irán al país norteamericano.

En el marco de la medida de represalia de la República Islámica, varios misiles iraníes impactaron, el 8 de enero, contra dos bases estadounidenses: Ain Al-Asad, en la provincia de Al-Anbar (oeste), y otra en la ciudad de Erbil (norte). EE.UU., no obstante, aunque seguía advirtiendo a Irán de más opciones militares, optó por no responder.

Para Araqchi, Irán ya está sumamente capacitado en la teoría de la disuasión, pues llegó a repeler la amenaza del enemigo con su alto poderío. “Tendrás poderío en la región cuando inflijas un primer golpe y no recibas el segundo”, ha agregado.

 

El diplomático persa ha resaltado, del mismo modo, las “nuevas ecuaciones de seguridad” creadas en algunos países regionales que “viven bajo el paraguas de seguridad de EE.UU.” después de que vieran la incapacidad de Washington a la hora de reaccionar ante los ataques de Irán.

Por todo ello, ha proseguido Araqchi, la nueva evolución de los acontecimientos tras el asesinato de Soleimani ha allanado el terreno para afianzar la seguridad de la región del oeste de Asia sin que haga falta la presencia de fuerzas foráneas.

Conforme ha evaluado el funcionario persa, EE.UU. tampoco logró debilitar a la Resistencia, que ahora es más firme en la lucha contra el terrorismo, en la cual el general Soleimani ha sido un héroe.

“La lucha contra los grupos terroristas continuará en nuestra región. La lucha contra Daesh (acrónimo en árabe del EIIL) es una lucha estratégica que Irán y los grupos de la Resistencia no abandonarán”, ha asegurado.

Araqchi ha considerado el asesinato de Soleimani el mayor error cometido por EE.UU., en línea con sus equívocos anteriores, que lo único que ha conseguido es empoderar aún más a Irán en la región.

Irán ya ha alertado que se pondrá “en marcha en otros escenarios más potentes” ante cualquier nueva “estupidez” de EE.UU. y golpeará no solo todas sus bases en la región, sino también la ubicación geográfica del régimen israelí.

tqi/anz/hnb

Comentarios