• El presidente iraní, Hasan Rohani, en una sesión del Gabinete, Teherán (capital).
Publicada: miércoles, 20 de noviembre de 2019 10:46
Actualizada: jueves, 21 de noviembre de 2019 8:59

Los iraníes han salido victoriosos de otra “prueba histórica”, al no servir a los intereses de enemigos en las recientes protestas, dice el presidente Rohani.

“Se trataba de la mayor exhibición de poder de la nación iraní, en la que se reveló tanto el poder de los enemigos como el de la nación iraní. La nación iraní salió con éxito de otra prueba histórica y demostró que, pese a los problemas económicos e insatisfacción con el Gobierno, jamás permitirá que los enemigos se beneficien de la situación”, ha indicado el mandatario iraní, Hasan Rohani.

En una sesión del Gabinete celebrada este miércoles en Teherán (capital) el mandatario persa ha hecho notar que los disturbios surgidos en los últimos días, bajo la apariencia de unas protestas contra el aumento de los precios de la gasolina, habían sido organizados por los estadounidenses, los sionistas y los gobiernos reaccionarios de la región, que también habían armado a los alborotadores.

Las sanciones adicionales impuestas por EE.UU. contra la nación iraní en los últimos dos años, de hecho, tenían como objetivo llevar a la nación a las calles contra su propio sistema político, sin embargo, la nación iraní bien demostró que “no se dejará engañar” por complots de los servicios terroristas y de Inteligencia extranjera, sea cual fuere su situación económica, ha matizado Rohani.

Al respecto, el presidente ha recordado las afirmaciones del Líder de la Revolución Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, de que Irán “obligó al enemigo a retroceder” en nuevo complot que urdió contra la Revolución Islámica.

El pueblo, ha proseguido Rohani, ha cumplido con su parte y ahora, le corresponde al Gobierno encargarse de “reducir los problemas económicos de la nación”.

Se trataba de la mayor exhibición de poder de la nación iraní, en la que se reveló tanto el poder de los enemigos como el de la nación iraní. La nación iraní salió con éxito de otra prueba histórica y demostró que, pese a los problemas económicos e insatisfacción con el Gobierno, jamás permitirá que los enemigos se beneficien de la situación”, ha indicado el mandatario iraní, Hasan Rohani.

 

Los iraníes, de acuerdo con Rohani, están bien conscientes de que “el objetivo principal del Gobierno” es contribuir a la autosuficiencia del país en el sector de energía y poner fin a tener las miradas puestas al exterior para suministrar el combustible necesario.

La meta se materializará “si podemos limitar el uso de combustible al nivel de producción interna”, ha reiterado el presidente persa, antes de mencionar la importancia de mantener la unidad en el país.  

Rohani, asimismo, se ha referido a las fuerzas que perdieron la vida o resultaron heridas en los disturbios y ha aseverado que eso muestra que los iraníes harán todo tipo de sacrificios, incluidos el de sus propias vidas, cuando se trata de proteger a la gente, su seguridad y sus propiedades.

LEER MÁS: Alborotadores mataron a tres agentes de seguridad en Teherán

LEER MÁS: Ejército iraní protegerá al pueblo ante agresión de alborotadores

La aprobación de aumentos en los precios de la gasolina y medidas de racionamiento el pasado 14 de noviembre, desató protestas en distintas ciudades iraníes. No obstante, grupos de alborotadores se infiltraron en las manifestaciones pacíficas y, aprovechando la coyuntura, atacaron infraestructuras y propiedades públicas con el objetivo de alterar el orden público en Irán y poner en peligro la seguridad nacional.

En los disturbios se han involucrado la familia del depuesto Shah de Irán, Mohamadreza Pahlavi, y el grupo terrorista Muyahidín Jalq (MKO, por sus siglas en inglés), ambos apoyados por EE.UU. y sus aliados reaccionarios en la región como Arabia Saudí.

ask/ktg/mrz/msf

Comentarios