• El embajador de Irán en Francia, Bahram Qasemi.
Publicada: martes, 28 de mayo de 2019 2:29
Actualizada: martes, 28 de mayo de 2019 3:08

El embajador de Irán en Francia, Bahram Qasemi, expresa la disposición del país persa para resolver cualquier malentendido con los países del Golfo Pérsico.

“Estamos listos para intercambiar, dialogar y superar todo malentendido con algunos países del Golfo Pérsico”, ha declarado este lunes Qasemi, al tiempo que denuncia el rechazo de ciertos Estados en la zona a la voluntad de Irán para reducir las tensiones y fortalecer la estabilidad y la paz en la región.

En declaraciones formuladas en una conferencia titulada “Reducir las tensiones en el Golfo Pérsico”, celebrada en el Senado de Francia, Qasemi ha señalado que la República Islámica ha manifestado siempre su disposición para concretar un acuerdo de no agresión con los países árabes del Golfo Pérsico, a fin de aumentar la confianza entre los firmantes y eliminar las posibles preocupaciones provocadas por actores externos.

De acuerdo con el embajador iraní en París (capital francesa), el establecimiento de la seguridad, la estabilidad y la paz en la región se materializará solo si los intereses de todos los países del Golfo Pérsico son protegidos.

Estamos listos para intercambiar, dialogar y superar todo malentendido con algunos países del Golfo Pérsico”, ha declarado el embajador iraní en Francia, Bahram Qasemi.  

 

“Teniendo en cuenta los indicadores políticos, económicos, de seguridad y el suministro de energía en el mundo, el Golfo Pérsico se ha convertido en la región estratégica más importante del mundo y su estabilidad o inseguridad se expande rápidamente a todo el globo”, ha enfatizado Qasemi.

Luego de sostener que ningún país por sí solo puede garantizar la seguridad en esa zona, ha sentenciado que alcanzar una paz y estabilidad duradera requiere un esfuerzo colectivo y una voluntad firme, lo que, a su juicio, se logrará a través de cooperaciones conjuntas.

Estas declaraciones se producen en medio de la escalada de tensiones entre Irán y EE.UU. a causa de la campaña de presiones y las retóricas belicistas del país norteamericano en el Oriente Medio.

Teherán, a su vez, no deja de advertir a los países árabes de los perversos complots de Washington y sus aliados y de las consecuencias desestabilizadoras del refuerzo de la presencia y la influencia regional de Estados Unidos.

Doctrina defensiva de Irán no incluye arma nuclear

En otra parte de sus declaraciones, el funcionario persa ha vuelto a destacar que la doctrina defensiva de Irán nunca ha incluido armas nucleares.

Irán no desarrolla armas nucleares y esta decisión está respaldada por una fatwa (decreto religioso) del Líder de la Revolución Islámica, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, que prohíbe el mantenimiento y el uso de armas de destrucción masiva en el país persa, así como por los 14 informes de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA) que aseguran el cumplimiento por Irán de sus obligaciones estipuladas en el acuerdo nuclear firmado en 2015, ha explicado Qasemi.

fdd/ncl/mtk/hnb