• Seyed Abás Musavi, portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores.
Publicada: jueves, 23 de mayo de 2019 15:41
Actualizada: domingo, 26 de mayo de 2019 15:50

Irán rechaza la retórica amenazante de EE.UU. en su contra y asegura que “nunca elegirá entre el diálogo y la guerra”.

“La República Islámica es un país independiente y poderoso gracias al apoyo de su pueblo, y sigue su camino en función de sus propios intereses nacionales”, ha declarado hoy jueves el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Seyed Abás Musavi.

El vocero ha menospreciado con estas palabras la campaña de chantajes, guerra psicológica y amenazas que libra la Administración estadounidense desde hace varias semanas contra Irán para obligar a su Gobierno a aceptar un diálogo en posición de inferioridad.

La nación persa no se halla ante ningún callejón sin salida, ha apostillado Musavi, antes de recalcar que “Irán nunca se dejará forzar a elegir entre la guerra y el diálogo, ni a ninguna otra opción entre dos posibilidades”. El pueblo iraní, ha proseguido, ha demostrado a lo largo de la historia tanto que no teme la guerra como su propensión a la cooperación y el diálogo.

La República Islámica es un país independiente y poderoso gracias al apoyo de su pueblo, y sigue su camino en función de sus propios intereses nacionales”, ha declarado el portavoz del Ministerio iraní de Asuntos Exteriores, Seyed Abás Musavi.

 

A juicio del diplomático persa, la retórica belicista de la Casa Blanca sobre Irán no es más que parte de la “guerra psicológica” con la que Washington busca, junto con su “terrorismo económico”, presionar a Teherán, pero “ese plan no llevará a ninguna parte”, ha asegurado.

A principios del presente mes de mayo, el presidente de EE.UU., Donald Trump, dijo estar dispuesto a conversar con Teherán justo un año después de retirarse del acuerdo nuclear de 2015 con Irán y reimponer embargos a la República Islámica.

El magnate norteamericano endureció luego su retórica diciendo que una guerra con Irán “sería el fin oficial” del país asiático, pero muy pronto se vio obligado a retractarse de su amenaza asegurando que su Gobierno no quiere una confrontación.

Las Fuerzas Armadas iraníes han desestimado las amenazas estadounidenses y asegurado que Washington no se atreverá a entrar en un guerra sobre el terreno con Irán, ya que no le beneficiaría en nada.

Los responsables políticos persas han rechazado además por su parte la oferta de diálogo de Trump diciendo que no aceptarán dialogar con presiones, en especial con personas que rompen su palabra.

ftm/mla/fmd/mjs

Comentarios