• Líder: el Año Nuevo será el año de oportunidades y no de amenazas
Publicada: jueves, 21 de marzo de 2019 12:49
Actualizada: viernes, 22 de marzo de 2019 1:29

El Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, asegura que el año nuevo será un “año de oportunidades” y no de amenazas como plantean algunos.

La tarde de hoy jueves, el Líder de la Revolución Islámica ha pronunciado un discurso por el Año Nuevo persa (Noruz) desde el Mausoleo del octavo Imam de los musulmanes chiíes, el Imam Reza (la paz sea con él), en la ciudad nororiental de Mashad, donde ha abordado diferentes temas de dimensión tanto nacional como internacional.

“Algunos han sugerido que este año es un año de amenazas. No creo en eso en absoluto. Estoy convencido de que el año 1398 (del calendario persa), por la gracia de Dios, será el año de oportunidades, de productividad y éxito y no de amenazas”, ha asegurado.

Al desarrollar este punto, el ayatolá Jamenei ha afirmado que los que hablan del año nuevo de forma negativa, consciente o inconscientemente, “están influenciados por las fanfarronadas del enemigo”.

“Los enemigos de esta nación, además de todas otras cosas que hacen, también participan en una guerra psicológica y fanfarronean. Estas fanfarrias deben ser conocidas como son. Tenían las mismas bravuconerías para el año (pasado) 1397 destinadas a tratar de asustar a la gente”, ha indicado.

Algunos han sugerido que este año es un año de amenazas. No creo en eso en absoluto. Estoy convencido de que el año 1398 (del calendario persa), por la gracia de Dios, será el año de oportunidades, de productividad y éxito y no de amenazas”, asegura el Líder de la República Islámica de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

Multitud de iraníes durante el discurso de su Líder, el ayatolá Seyed Ali Jamenei, Mashad, 21 de marzo de 2019. (Foto: Fars News)

 

En este sentido, ha recordado las declaraciones de uno de los funcionarios “idiotas de primer orden” de Estados Unidos, quien había dicho que si Washington sale del acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, “habría disturbios en las calles de Irán” y que supuestamente los iraníes “no se permitirían incluso el pan”. “Otro de estos idiotas sugirió que los funcionarios de EE.UU. celebrarían el 2019 en Teherán (capital persa)”, ha agregado el Líder.

Por otra parte, se ha referido a los problemas económicos de Irán, desatados por las sanciones extranjeras, pero así también por algunos defectos en la gestión administrativa del país.

No obstante, ha considerado que las sanciones pueden dar una “oportunidad” a la nación persa para emprender las “reformas económicas” que requiere el país.

“La sanción puede ser una oportunidad, pues según ha demostrado la experiencia, los países que cuentan con recursos naturales como el petróleo, comienzan a pensar en las reformas económicas y se ven motivados a deshacerse de la dependencia, una vez se hayan reducido sus ingresos proveídos de estas fuentes”, ha señalado.

Irán seguirá desarrollando su poder defensivo pese a las presiones

Ha recordado el “tiempo de dificultad” que atravesó Irán durante los años de la Defensa Sagrada (guerra de ocho años impuesta por Irak), cuando el régimen del exdictador iraquí Saddam Husein contaba con el respaldo militar de los países que no vendían equipamiento militar a Irán, ni siquiera alambre de púas. “La necesidad crea incentivo para nosotros”, ha sentenciado.

Todas esas dificultades, ha proseguido, hizo que se ideara poner fin a la dependencia militar foránea y que hoy la República Islámica viviera las mejores condiciones militares y defensivas en comparación con otros países de la región del oeste de Asia.

“Seguiremos aumentando el poder defensivo de Irán y no nos afectarán las presiones extranjeras”, ha enfatizado el ayatolá Jamenei.

El Líder ha hecho hincapié en la necesidad de crear métodos de disuasión, además de los esfuerzos por derrotar al enemigo, lo que ha considerado “cierto” en el futuro de Irán.

“Derrotaremos al enemigo, pero esto no es suficiente. Además de derrotar al enemigo, debemos emplear la disuasión”, ha dicho para luego resaltar el requisito de “llegar a un punto de disuasión en el que el enemigo se dé cuenta de que no puede usar las fisuras económicas para dañarnos y presionarnos”.

Seguiremos aumentando el poder defensivo de Irán y no nos afectarán las presiones extranjeras (...) Necesitamos llevar a Irán al punto de que el enemigo entienda que no puede amenazar a Irán”, ha enfatizado el Líder de Irán, el ayatolá Seyed Ali Jamenei.

 

No se puede tener esperanza en la ayuda de los países occidentales

Asimismo, ha insistido en que no se debe esperar ayuda de los países occidentales, al recordar que Europa ha estado colonizando y explotando a otros países durante siglos.

En el mismo sentido, ha señalado los sabotajes y las “traiciones” de larga data de los países europeos respecto a Irán, en línea de los cuales, en un caso reciente, no cumplieron con sus responsabilidades dentro del marco del acuerdo nuclear, al rechazar enfrentarse con EE.UU. por su salida de éste del convenio.

Al respecto, ha considerado como una “broma amarga” el nuevo mecanismo de pagos —llamado Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales)—, creado por los europeos ante las sanciones estadounidenses.

Para el Líder, parte de los problemas que atraviesa la República Islámica se debe a la confianza en los occidentales en las negociaciones. Por tanto, ha urgido a no dejarse engañar por la “sonrisa, estratagema y las mentiras” de los occidentales.

Respecto a los lazos con los países occidentales, el Líder ha mencionado dos enfoques erróneos. El primero, el que rechaza plenamente todo lo que venga del Occidente y, el segundo, el que acepta lo que sea.

El atentado terrorista de Nueva Zelanda y la postura del Occidente

En otro momento de su alocución, ha denunciado el rechazo de los países occidentales a calificar el reciente ataque terrorista contra dos mezquitas en Nueva Zelanda como un acto terrorista.

Los político y medios de comunicación europeos no tildaron de “terrorista” el referido atentado y solo hablaron de una “acción armada”, ha puntualizado el Líder.

Ellos hablan de terrorismo y derechos humanos, solo en caso de que se actúe contra los que son de su agrado, ha lamentado.

Respalo occidental al régimen tirano de Arabia Saudí

Siguiendo este lineamiento, ha señalado el apoyo que brindan los países occidentales a Arabia Saudí, pese a ser éste “tirano, dictador y opresor”. “Proporcionan a este régimen infraestructura nuclear. Anunciaron que construirían una planta nuclear para ello. Anunciaron que le establecerían centros de producción de misiles”, ha indicado.

En este sentido, el ayatolá Jamenei ha puesto de manifiesto que ahora, incluso si los construyen, no me molestaría, porque sé que en un futuro no tan lejano estarán en manos de combatientes islámicos, si Dios quiere”.

 

La economía y la necesidad de su prosperidad 

Por otro lado, el Líder de la República Islámica ha destacado el requisito de la “prosperidad de la producción” y la economía, las cuales son posibles gracias a las capacidades y los recursos del país.

“Debemos ayudar a la producción”, empresarios y activistas económicos, ha insistido, para luego agradecer el apoyo de los iraníes a los productos nacionales, cumpliendo con el lema del año pasado.

Recurriendo a tales medidas, ha prometido, los problemas económicos del país, incluido el desempleo, serán resueltos.

Asimismo, ha considerado que las organizaciones gubernamentales deberían concentrarse en estos problemas para detener las importaciones “innecesarias” y así respaldar la producción nacional.

La responsabilidad de los jóvenes

En la parte final de su discurso, el Líder ha dicho que los jóvenes iraníes deben asumir la gran responsabilidad de ayudar a su país. “Hoy sus esfuerzos deben concentrarse en la independencia y la dignidad del país”.

Los jóvenes iraníes son responsables de preservar los logros de generaciones anteriores y deberán actuar de la misma manera para que las próximas generaciones se beneficien en el futuro de sus logros. “Los iraníes lograrán lo que quieran si tienen una fuerte voluntad”, ha indicado.

Al respecto, el Líder se ha referido a los desarrollos del país en los sectores científico y tecnológico, y ha llamado a todos los iraníes a seguir el camino de la unidad y a evitar acciones divisivas. “El futuro de este país será mucho, mucho mejor, Dios mediante”, ha asegurado.

La madrugada del jueves, el ayatolá Jamenei emitió un mensaje, en el que felicitó por el Noruz y designó ‘Prosperidad de producción’ como lema de este año, el cual se convertirá en la base de las políticas de las autoridades de la República Islámica de Irán.

Al argumentar el motivo de tal designación, el Líder de Irán aseguró que la mejora de la producción solucionará varios problemas, entre ellos, el desempleo e impedirá que la nación dependa de foráneos.

En su mensaje, el ayatolá Jemenei, también alabó la “reacción con fuerza y poderío” del pueblo persa ante las sanciones y destacó el “poderío, magnificencia y grandeza” de los iraníes “frente a la enemistad y malevolencia del enemigo”.

tqi/ktg/hnb

Comentarios