• El presidente del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán, Seyed Kamal Jarazi, en un foro europeo en Viena (Austria), 10 de noviembre de 2018.
Publicada: domingo, 11 de noviembre de 2018 7:01

Un alto diplomático iraní denuncia las sanciones “crueles” de EE.UU. y le recuerda a Washington que la nación persa nunca cederá ante tales medidas restrictivas.

“La historia de Irán ha demostrado que los iraníes nunca negociarán su independencia y que resistirán, a cualquier costo, ante la injerencia y la dominación de los extranjeros”, declaró el sábado el presidente del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán, Seyed Kamal Jarazi, al intervenir en un foro europeo en Viena (capital de Austria).

Jarazi, de este modo, alertó del plan de Washington para derrocar al Sistema de la República Islámica, como uno de los fines ocultos en su salida del acuerdo nuclear, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), —suscrito en 2015 por Irán y el Grupo 5+1 que entonces conformaba EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania)—.

Dentro del marco de dichos planes, advirtió el funcionario, la Administración de EE.UU., presidida por Donald Trump, persigue el fin de fomentar la iranofobia en el oeste de Asia, así como “aumentar la discrepancia” entre Teherán y los países árabes del Golfo Pérsico.

Para Jarazi, al retirarse del pacto nuclear, Washington de igual modo, ha ignorado los intereses de los países europeos, cuya visión será “desacreditada” en caso de que el convenio fracase.

La historia de Irán ha demostrado que los iraníes nunca negociarán su independencia y que resistirán, a cualquier costo, ante la injerencia y la dominación de los extranjeros”, dice el presidente del Consejo Estratégico de Relaciones Exteriores de Irán, Seyed Kamal Jarazi

 

“Estados Unidos no quiere que otros participen en la solución de los problemas regionales y globales, pues para un poder que persigue el unilateralismo, no tendrá sentido la asociación (…) Uno de los objetivos de EE.UU. es debilitar a la Unión Europea (UE)”, indicó.

En la misma línea, el diplomático persa hizo alusión a una ocasión, donde Trump tachó de “enemigo” a la UE, una declaración que contribuyó al abismo que separa cada vez más a los socios del bloque comunitario respecto al inquilino de la Casa Blanca.

Después de su salida del convenio nuclear, Washington ha anunciado dos rondas de sanciones unilaterales —una en agosto y la otra a principios de noviembre— además de presionar a otros países para acatar sus restricciones.

De hecho, la Administración Trump ha estado presionando al mundo entero para que se pliegue al régimen de embargos a Irán, so pena de sufrir “terribles consecuencias”, y ha insistido en reducir a cero las exportaciones iraníes de crudo.

Irán, por su parte, se propone frustrar las sanciones de EE.UU. y continuar vendiendo su petróleo, y ha constatado que muchos países han ratificado ya su disposición a seguir negociando con Teherán pese a los embargos norteamericanos.

tqi/lvs/fmd/msf

Comentarios