• El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, en Bruselas, capital belga, 15 de mayo de 2018.
Publicada: jueves, 17 de mayo de 2018 16:15

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, denuncia el apoyo de ciertos países árabes a las nuevas sanciones contra el Movimiento de Resistencia Islámica de El Líbano (Hezbolá) y su silencio ante el último asesinato de palestinos por militares israelíes en la Franja de Gaza.

“Los francotiradores israelíes dispararon contra más de 2000 manifestantes desarmados palestinos en un solo día”, así ha apuntado Zarif en su cuenta de Twitter en referencia a la represión israelí de las manifestaciones del pueblo palestino celebradas el lunes en la Franja de Gaza, donde más de 60 palestinos perdieron la vida y otros 2900 resultaron heridos.

La protesta del lunes, el día más sangriento de los últimos años, coincidió con el 70.o aniversario de la creación del régimen de ocupación israelí, el Día de la Nakba, así como con la apertura oficial de la embajada estadounidense en Al-Quds (Jerusalén), tras declarar Washington esa ciudad, legal e históricamente parte de Palestina, capital de Israel.

En medio de esta gran masacre en Gaza, Arabia Saudí abogó por la imposición de sanciones contra Hezbolá, que según el canciller iraní, fue la primera fuerza que puso fin al “mito de la invencibilidad” del régimen israelí.

Los francotiradores israelíes dispararon contra más de 2000 manifestantes desarmados palestinos en un solo día”, ha afirmado el canciller iraní, Mohamad Yavad Zarif, en referencia a la represión israelí de las manifestaciones del pueblo palestinos celebradas el lunes en la Franja de Gaza, donde más de 60 palestinos perdieron la vida y otros 2900 resultaron heridos.

 

“La respuesta saudí (a las agresiones israelíes), ¿en la víspera de Ramadán?, (fue) la colaboración con EE.UU. en sancionar a la primera fuerza que logró liberar el territorio árabe y acabar con el mito de la invencibilidad de Israel. Desvergüenza tras desvergüenza”, ha señalado el jefe de la Diplomacia iraní.

El Departamento estadounidense del Tesoro dictó el miércoles nuevas sanciones contra Hezbolá, y su secretario general, Seyed Hasan Nasralá, así como contra otros de sus miembros.

Esta medida fue adoptada en colaboración conjunta de Washington y seis de sus aliados del Golfo Pérsico, es decir, Arabia Saudí, Catar, Baréin, Omán, Kuwait y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), que forman parte del recién creado Centro de Focalización contra la Financiación del Terrorismo.

A pesar de la condena mundial, Arabia Saudí, que junto con otras monarquías árabes del Golfo Pérsico, ha entablado en los últimos años contactos con Israel para normalizar sus lazos, ha dejado claro su postura hacia el régimen de Tel Aviv al manifestar que los israelíes “tienen derecho a tener sus propias tierras”.

fdd/ktg/ftm/hnb

Comentarios