• Banderas latinoamericanas ondean en la sede del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) en la ciudad de Panamá.
Publicada: miércoles, 2 de octubre de 2019 15:34

El Parlamento Latinoamericano y Caribeño llama a iniciar diálogos entre poderes Ejecutivo y Legislativo de Perú para solucionar la crisis política de ese país.

El Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino), con sede en Panamá, instó “a que inicien un diálogo constructivo” los poderes del Estado peruano para poner fin a la crisis desatada por el cierre del Congreso ordenado por el presidente Martín Vizcarra.

En una declaración difundida el martes, la mesa directiva del Parlatino dijo que en el caso de que los poderes Ejecutivo y Legislativo de Perú no negocien un acuerdo la decisión debe ser tomada por los peruanos en las urnas.

“Cualquier solución a la que se llegue debe ser esencialmente democrática, lo cual significa que, en caso de no llegar a un acuerdo negociado, la decisión corresponde al pueblo peruano a través de elecciones generales”, indica la misiva.

Esta organización, también expresó su preocupación por la crisis política de Perú, resultante del choque de poderes, una “circunstancia que perjudica al Estado como un todo, con un impacto negativo en el desarrollo del país y en el bienestar de su pueblo”.

El organismo recordó que el Congreso peruano es miembro fundador del Parlatino y enfatizó que, entre los propósitos fundamentales de éste ente, sobresale el “garantizar la vida constitucional y democrática de los Estados” y “propiciar, con los medios a su alcance y sin perjuicio del principio de la no intervención, el restablecimiento de aquellos que hayan sido disueltos”.

Cualquier solución a la que se llegue debe ser esencialmente democrática, lo cual significa que, en caso de no llegar a un acuerdo negociado, la decisión corresponde al pueblo peruano a través de elecciones generales”, señaló la mesa directiva del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino) tras su invitación a diálogos para solucionar la crisis política del Perú.

 

La crisis política en el país suramericano estalló el lunes después de que su presidente, Martín Vizcarra, disolviera constitucionalmente el Congreso y poco después una facción del Legislativo en rebeldía votara la “suspensión” del mandatario y nombrara a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como presidenta interina, aunque un día despúes renunció de manera irrevocable a su puesto y declinó el encargo conferido por el ya disuelto Parlamento.

LEER MÁS: Mercedes Aráoz renuncia a la presidencia interina de Perú

LEER MÁS: Parlamentarios de Perú nombran a una nueva presidenta interina

Vizcarra convocó a elecciones legislativas para el próximo 26 de enero amparado en una norma constitucional que le permite disolver el Parlamento si le niega una cuestión de confianza para realizar cambios en el proceso de selección de candidatos del Tribunal Constitucional (TC).

La cuestión de confianza es un instrumento constitucional en Perú por el que el Poder Ejecutivo pide el apoyo expreso del Poder Legislativo en políticas. Si el Congreso deniega la confianza a dos gabinetes de un mismo Gobierno, la Carta Magna habilita al mandatario a disolver la Cámara y a convocar elecciones.

Vizcarra se pronunció después de que el Congreso eligiera a un magistrado para el Tribunal Constitucional pese a que la moción de confianza estaba expresamente vinculada a ese proceso de elección de jueces, muy cuestionada por las formas y los plazos que se emplearon en su trámite.

mrp/lvs/rba/hnb