• Una ambulancia que transportaba a los heridos fue atacada por aviones de combate israelíes en Gaza, noviembre de 2023.
Publicada: miércoles, 22 de noviembre de 2023 10:05

Israel ha seguido atacando deliberadamente los hospitales y centros sanitarios en Gaza a pesar de que tenía las coordenadas exactas de los grupos humanitarios.

La revista Politico ha revelado que la Administración estadounidense del presidente, Joe Biden, ha estado proporcionando al régimen de Israel la ubicación de grupos humanitarios en Gaza para supuestamente evitar ataques contra sus instalaciones, pero Israel ha seguido atacando indiscriminadamente esos sitios.

La información incluía coordenadas GPS de varias instalaciones médicas, incluido el hospital Al-Shifa, en la ciudad de Gaza, e información sobre movimientos de grupos de ayuda en el asediado enclave costero, según tres personas familiarizadas con las comunicaciones citadas por Politico.

No está claro si Estados Unidos ha compilado una lista formal de objetivos prohibidos o si está brindando únicamente la orientación.

 

El informe detalla que Estados Unidos no es el único grupo que proporciona esos datos a Israel. Las organizaciones humanitarias que operan en Gaza, también, envían sus coordenadas a Estados Unidos (y directamente al gobierno israelí) como medida provisional en un esfuerzo por evitar más víctimas civiles bajo los bombardeos cada vez más intensos.

Pese a tener dichos datos, en las últimas semanas, el ejército israelí ha recrudecido los bombardeos y el cerco contra hospitales e instalaciones sanitarias en Gaza, que han provocado la destrucción de edificios y el bloqueo de combustible y otros suministros críticos.

Las autoridades israelíes acusan, sin fundamento, a los grupos de Resistencia palestinos, entre ellos el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), de operar túneles debajo de los hospitales y utilizar los centros sanitarios como base de operaciones en el enclave palestino, lo que rechaza enérgicamente la Resistencia palestina.

Los grupos de ayuda, en particular los que trabajan en hospitales de Gaza, han advertido que los bombardeos israelíes han hecho casi imposible seguir brindando atención a los pacientes, incluidos los bebés prematuros.

“He pasado toda mi vida profesional adulta trabajando básicamente en atención médica en zonas de conflicto, y nunca había visto algo así”, dijo la Dra. Amber Alayyan, médica de Médicos Sin Fronteras. “No se trata solo de ataques a estructuras que deberían ser seguras, como hospitales y escuelas, sino también de mantener a toda una población sin comida, agua o combustible durante más de un mes”, criticó.

Los horrendos y deliberados bombardeos israelíes contra instalaciones sanitarias y ambulancias han asesinado a miles de personas, incluidos pacientes y desplazados que se habían refugiado en estos sitios. Asimismo, más de un centenar de miembros de la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados Palestinos (UNRWA, por sus siglas en inglés), entre ellos maestros, enfermeras, médicos y personal de apoyo, han perdido la vida como resultado de los ataques.

ftm/ncl/hnb