• Las fuerzas israelíes atacan a los palestinos durante una manifestación contra la expansión de colonias en Nablus (Cisjordania), 25 de agosto de 2017.
Publicada: jueves, 30 de junio de 2022 6:13
Actualizada: jueves, 30 de junio de 2022 10:13

Al menos 64 palestinos, niños y bebés incluidos, han resultado heridos como consecuencia de una incursión violenta de las fuerzas israelíes en un barrio de Nablus.

Una familia palestina, entre ellos cuatro niños y un bebé, fueron llevados a un hospital el miércoles por sufrir asfixias tras haber inhalado gases lacrimógenos disparados por los militares israelíes en las inmediaciones de la tumba del Profeta José, situada en las afueras de Nablus, en el norte de la Cisjordania ocupada.

El director de emergencias y ambulancias de la Media Luna Roja Palestina en Nablus, Ahmed Jibril, dijo que los equipos médicos atendieron además a otros 12 heridos que también sufrieron asfixias, a tres personas que sufrieron lesiones por quemadura y a una que resultó heridas de bala disparada por los soldados israelíes.

Fuentes locales citadas por la agencia local de noticias SAMA dijeron que las tropas israelíes asaltaron el barrio palestino para asegurar las incursiones de los colonos extremistas israelíes a la tumba del Profeta José.

 

Los militares israelíes han sido ampliamente criticados por el uso generalizado y sistemático de la fuerza excesiva contra los palestinos. Esto mientras que el régimen de Tel Aviv, lejos de imputar cargos a sus uniformados, facilita aún más la represión con redadas diarias y detenciones, entre otras medidas.

A principios de junio, la Comisión de Investigación para los territorios palestinos ocupados dijo que “la ocupación, la discriminación y la cultura de impunidad de Israel” son las causas principales de las tensiones recurrentes, la inestabilidad y la prolongación del conflicto en la región.

ftm/rba