• Los palestinos observan una casa familiar destruida por las autoridades israelíes, en Silwan, la ocupada ciudad de Al-Quds, 17 de abril de 2019.
Publicada: lunes, 27 de junio de 2022 21:16

En 2021, Israel confiscó más de 25 000 dunams (1000 m²) de tierras de propiedad palestina y arrancó miles de árboles en Cisjordania, revela un nuevo informe.

Un nuevo informe, publicado el lunes por el Centro de Investigación de Tierras de Palestina (LRC, por sus siglas en inglés) ha revelado que, durante 2021, las autoridades israelíes confiscaron más de 25 000 dunams de tierras de propiedad palestina y arrancaron 17 755 árboles en la Cisjordania ocupada.

Además, prosigue la nota, las fuerzas israelíes destruyeron 2931 dunams de tierra y demolieron 93 pozos y tanques de agua, durante el mismo periodo de tiempo.

Conforme al reporte, Israel se ha apoderado de las tierras palestinas con fines militares o para la expansión de asentamientos ilegales. 

El informe también registró 225 actos de vandalismo contra propiedades, tierras agrícolas, cultivos y árboles palestinos debido a las frecuentes invasiones que los colones realizan contra las aldeas palestinas con el apoyo de las fuerzas de ocupación israelíes.

 

En otra parte del informe, LRC informó que 74 asentamientos israelíes vierten sus aguas residuales en tierras agrícolas palestinas, dañando una gran extensión de tierras palestinas, muchas de las cuales están plantadas con olivos.

Desde que asumió el cargo en junio de 2021, el primer ministro israelí, Naftali Bennett, ha estado expandiendo rápidamente los asentamientos ilegales, y acelerado la demolición de las viviendas y estructuras palestinas en Cisjordania.

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU) ha condenado las actividades de asentamiento de Israel en varias resoluciones, y advertido que edificar colonias en zonas ocupadas son “ilegales” según el derecho internacional.

Las autoridades palestinas exigen que el régimen de Tel Aviv sea juzgado por sus crímenes de guerra o contra la humanidad, así como por la expulsión de la población palestina en los territorios ocupados, la apropiación ilegal de sus tierras, la demolición de sus casas y las detenciones arbitrarias.

sre/tqi