• Niños palestinos dentro de un edificio dañado por los ataques israelíes en Beit Lahia, Gaza, 7 de junio de 2021.
Publicada: jueves, 8 de julio de 2021 7:16

Tres entes mundiales en un informe conjunto estiman el daño total y las pérdidas incurridas en la sitiada Franja de Gaza, tras los ataques israelíes de mayo.

El documento, de las investigaciones conjuntas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Unión Europea (UE) y el Banco Mundial (BM), constata que el daño causado por el bombardeo indiscriminado que mantuvieron durante 11 días —entre el 10 y el 21 de mayo— las fuerzas israelíes contra la sitiada Franja de Gaza, asciende a unos 380 millones de dólares y la recuperación constaría al menos 485 millones de dólares.

El impacto “degradante” de los ataques ha exacerbado una situación humanitaria que ya era terrible, por factores como los varios conflictos desde mediados de la década de 2000, las restricciones israelíes sobre la entrada y salida de personas y mercancías, y la pandemia de la COVID-19.

Tras las hostilidades, el 62 por ciento de la población de Gaza padece inseguridad alimentaria”, indica el informe, publicado el martes con el título de “Evaluación Rápida de Daños y Necesidades de Gaza” (RDNA, por sus siglas en inglés).

El estudio también determina que incluso, antes de la última escalada, la tasa de desempleo en Gaza era del 48 por ciento en el primer trimestre de 2021; mientras el nivel de pobreza estaba por encima del 50 por ciento; de modo que aproximadamente el 80 por ciento de los hogares palestinos estaban recibiendo algún tipo de asistencia social.

Asimismo, señala que una gran parte del daño fue causado a las casas, la salud, la educación y la protección social y el empleo. “El sector de la vivienda por sí solo representa casi el 93 por ciento del total de daños a los sectores sociales”, se lee en el RDNA.

 

Los tres organismos hacen hincapié en que  “la ofensiva israelí provocó la pérdida de más de 260 personas, entre ellas 66 niños y 41 mujeres, y exacerbó traumas anteriores, en particular entre los niños”. Advierten, además, de que la situación insostenible para la población de Gaza contribuye a la inestabilidad regional.

El informe finaliza recomendando a la comunidad internacional aumente su apoyo a los programas de asistencia en efectivo para los habitantes de Gaza, garantice la entrega de ayuda humanitaria y transfiera los casos médicos críticos y pacientes fuera del enclave palestino.

El miércoles, el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), denunció que la negativa del régimen israelí a cumplir los acuerdos que se lograron como parte de la tregua, incluida la facilitación de la reconstrucción de Gaza tras la agresión israelí de mayo.

ncl/hnb