• El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en una sesión de su gabinete, Al-Quds (Jerusalén), 17 de mayo de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 14 de agosto de 2020 7:54

HAMAS asegura que el acuerdo con los Emiratos Árabes Unidos (EAU) no cambiará el destino de aniquilación, que le espera a Israel.

“Este acuerdo representa un acto cobarde y es una clara violación de nuestros derechos religiosos, nacionales e históricos en Palestina”, ha declarado el Movimiento de Resistencia Islámica Palestina (HAMAS), a través de un comunicado emitido este viernes.

En realidad, ha agregado el comunicado, este acuerdo es un apuñalamiento en la espalda del pueblo y los grupos de resistencia de Palestina. “El principal fin de este acuerdo es influir en el proceso de lucha y resistencia del pueblo palestino; una nación cuyo objetivo es derrotar al régimen ocupante”, ha aseverado el movimiento palestino.  

Las declaraciones de HAMAS se han producido después de que el jueves, el régimen de Israel y los Emiratos Árabes Unidos (EAU), con Estados Unidos como negociador, alcanzaron un acuerdo para “una normalización completa de los lazos”. Israel, a cambio, acordó suspender la implementación de su plan para usurpar más tierras palestinas en la ocupada Cisjordania.

 

Al respecto, HAMAS ha asegurado que este acuerdo llevará a un “colapso racial, colapso nacional y moral de los gobernantes de los Emiratos Árabes Unidos”, y que ellos pronto se darán cuenta de que dejar los brazos de las naciones musulmanas y árabes y refugiarse en los brazos de los israelíes es un “suicidio político y nacional”, porque este régimen nunca ha ayudado a nadie.

El movimiento palestino al referirse a la creciente debilidad del régimen de Tel Aviv ante los grupos de resistencia y la desaparición de sus ilusiones sobre el proyecto de “Gran Israel”, ha aseverado que este acuerdo no prolongaría la vida de este régimen y no lo protegería ante la ira del pueblo palestino.

En la última parte de su comunicado, HAMAS ha enfatizado que este acuerdo, como todos los acuerdos anteriores terminará en el basurero de la historia, y ha pedido a los países islámicos y árabes que apoyen al pueblo palestino y no acepten ninguna normalización de las relaciones con el régimen de Tel Aviv.

mrz/ktg/ask/mkh