• Llegada de un grupo de inmigrantes judíos estadounidenses a los territorios palestinos.
Publicada: jueves, 1 de marzo de 2018 9:59

Unos 29.000 judíos emigraron a los territorios palestinos ocupados por Israel durante 2017, año en que el régimen de Tel Aviv duplicó sus esfuerzos para construir más colonias en el territorio de Palestina con el apoyo de Estados Unidos, según un informe.

En un reporte publicado el miércoles, el diario Quds Press detalló que la mayoría de los inmigrantes judíos procedía de Rusia y Ucrania. En concreto, reveló que 7224 judíos rusos y 7182 judíos ucranianos tomaron la decisión de emprender el viaje a los territorios palestinos, en lo que se denomina “aliay”, uno de los “principios del sionismo”.

Según el informe, las autoridades israelíes registraron un total de 28.598 inmigrantes judíos. Después de Rusia y Ucrania, los franceses fueron el grupo de judíos más grande de migrantes (4224), seguido de Estados Unidos (3000).

En los últimos años, el régimen de ocupación israelí ha intensificado sus esfuerzos para persuadir a los judíos residentes en Europa y América del Norte a que se muden a los territorios palestinos con el fin de mantener la superioridad demográfica, medida criticada por los gobiernos europeos.

Por otro lado, Tel Aviv es acusado de denegar el derecho legal de los palatinos residentes en otros países árabes a regresar a su tierra natal.

 

Tras la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca en enero de 2017, los israelíes han acelerado el ritmo de la construcción de sus colonias, que conforme a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la Unión Europea (UE), son ilegales y obstaculizan la paz.

En la actualidad, unos 600.000 colonos viven en los asentamientos ilegales construidos desde la ocupación israelí de los territorios palestinos de Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén) tras la guerra del 1967.

mjs/ncl/alg

Comentarios