• Fuerzas israelíes demuelen edificios de los palestinos en la ocupada Cisjordania, 14 de febrero de 2018.
Publicada: sábado, 17 de febrero de 2018 1:38
Actualizada: sábado, 17 de febrero de 2018 3:02

La Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA, por sus siglas en inglés) reporta que el régimen de Israel ha demolido o en otros casos ha confiscado unos 32 edificios pertenecientes a los palestinos en los territorios ocupados de Cisjordania y Jerusalén (Al-Quds).

En un informe publicado el viernes, la oficina de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) informó de la demolición y la incautación de unos 32 edificios palestinos —sin distinguir la cifra de estructuras destruidas o confiscadas— en enero pasado, so pretexto de no contar con los permisos israelíes para edificar.

Según indica el documento, tales acciones hostiles del régimen israelí resultaron en el desalojo de unas 37 personas y afectaron de algún modo a otras 82.

El texto de la OCHA, precisa que el barrio más afectado por estos actos fue Al-Isawiya, ubicado en el este de la ocupada ciudad de Al-Quds, donde el régimen israelí destruyó unos 12 edificios en los que se desarrollaban actividades comerciales.

Además, la nota reporta la destrucción de seis construcciones en el Valle del Jordan, sita en la Cisjordania ocupada. El año pasado, la Unión Europea (UE) financió la construcción de estos últimos edificios demolidos para reemplazar a unos derruidos en 2016.

 

Con frecuencia el régimen de Tel Aviv niega a los palestinos residentes en Al-Quds y Cisjordania permisos para construir casas, una medida que forma parte del proyecto para limitar y minimizar la presencia de los palestinos en las mencionadas zonas.

Al mismo tiempo, siguen desarrollándose sin ningún contratiempo los proyectos de construcción de viviendas israelíes en dichas ciudades, lo cual muestra que las autoridades de Israel pretenden aumentar la presencia de colonos en la Palestina ocupada.

Gran parte de la comunidad internacional estima que los asentamientos israelíes son ilegales porque los territorios fueron capturados por ese régimen, por lo tanto, están sujetos a los Convenios de Ginebra, que prohíben la construcción en los territorios ocupados.

En la actualidad, el régimen de Tel Aviv mantiene unas 230 colonias en los territorios ocupados desde 1967, en las que viven unos 600.000 israelíes. Este mismo mes, el primer ministro del régimen de Israel, Benyamin Netanyahu, anunció nuevas expansiones

mnz/ctl/fmk/mkh

Comentarios