• La foto tomada por el Centro de Información Wadi Hilweh en Silwan (Silwanic) muestra a los tres menores detenidos por la policía israelí.
Publicada: viernes, 12 de junio de 2015 18:36

Un guardia israelí detuvo a tres niños palestinos en la ciudad de Al-Quds (Jerusalén), sin haber avisado ni a la policía ni a la familia de los menores.

Los niños, identificados como Ahmad Ezz Shweiki, de 10 años de edad; Tamer Mazen Shweiki, de 12 años de edad, y Odai Nidal al-Rajabi, de 13 años de edad, fueron trasladados a una comisaría de policía tras ser arrestados en el barrio Al-Ein, ubicado en Silwan, en Al-Quds, informa este viernes el Centro de Información Wadi Hilweh en Silwan (Silwanic).

De acuerdo con el informe, la policía interrogó a los detenidos durante varias horas, y no les permitió tomar agua ni utilizar el aseo.

Los padres de los menores una vez informados por los amigos de los detenidos, llegaron a la comisaría pero no les permitieron ver a sus hijos, o asistir al interrogatorio.

Las familias fueron expulsadas ​​de la estación de policía y se les ordenó abandonar la sede antes de ser detenidas.

Silwanic informó que la policía interrogó a los niños sin ninguna representación legal. Sus padres fueron finalmente autorizados a verlos cuatro horas más tarde, después de la celebración del interrogatorio.

Tras ser liberados los niños contaron a sus padres que cuando estaban en el barrio Al-Ein, un colono israelí vino y alegó que tenía una grabación de vídeo que muestra a ellos arrojando piedras.

Dijeron que durante el interrogatorio pidieron al agente de policía que les enseñara la grabación pero que él había negado hacerlo, y en vez de eso les había amenazado con impedir su visita con sus familias si volvieran a tirar piedras.

Explicaron además, que el interrogador les obligó a firmar confesiones que fueron escritos en hebreo, una lengua que no entendían.

No se trata de la primera vez que los soldados israelíes detienen a menores palestinos sin una representación legal. En lo que va de este mes, al menos 20 niños palestinos han sido arrestados e interrogados en la ciudad de Al-Quds.

La prevención de los padres de estar presentes en el interrogatorio de sus hijos viola las leyes internacionales.

Silwanic citando a un abogado, dijo que cualquier acto de interrogación a los niños debería realizarse con una representación legal, y con la presencia de los trabajadores sociales.

El jurado precisó que es una clara violación de las leyes internacionales e incluso las leyes israelíes, interrogar a niños sin la presencia de un detective especializado, y sin grabar la sesión de interrogación.

De acuerdo con la ley israelí, dijo el abogado, la policía debe informar a los padres de los detenidos inmediatamente después de capturarlos, y debe entregarles a las familias una copia legal de la orden de detención, además de informarles del lugar donde están detenidos.

"Parece que Israel realiza sus propias excepciones a la ley cuando se trata de los niños palestinos en la ocupada Al-Quds", declaró el abogado, agregando: "Los niños son tratados como adultos, y son interrogados e intimidados durante horas, sin ninguna representación legal", deploró.

Militares israelíes capturaron a un niño palestino durante una protesta.

 

El miércoles, la ONG Military Court Watch (MCW u Observatorio de Tribunal Militar) deploró los maltratos “frecuentes, sistemáticos e institucionalizados” a menores palestinos por parte del régimen israelí.

El informe señala que desde 2013 se han registrado 200 arrestos de niños palestinos por las fuerzas israelíes, y 95.000 desde 1967, cuando Cisjordania fue ocupada por el régimen de Tel Aviv.

El informe de la MCW llega días después de que el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, se abstuviera de incluir al régimen israelí en la lista negra de los países violadores de los derechos de los niños, una demanda lanzada por organizaciones pro derechos humanos.

ftm/ncl/rba

Comentarios