• Dan Shapiro, embajador de EE.UU. en los territorios ocupados palestinos.
Publicada: martes, 19 de enero de 2016 14:25
Actualizada: martes, 19 de enero de 2016 18:28

El embajador de EE.UU. en los territorios ocupados palestinos, Dan Shapiro, denunció que el régimen de Israel aplica dos tipos de leyes en Cisjordania, una para los israelíes y otra para los palestinos.

Durante su intervención en la conferencia anual del Instituto para Estudios de Seguridad Nacional de la Universidad de Tel Aviv, celebrada el lunes, Shapiro declaró que el régimen israelí ofrece una respuesta inadecuada a la violencia de los colonos judíos contra los palestinos en los territorios ocupados.

Demasiados ataques contra los palestinos carecen de una investigación o la respuesta vigorosa de las autoridades israelíes; demasiada justicia por mano propia que no se controla; y, a veces, parece que hay dos normas de adhesión al imperio de la ley: una para los israelíes y otra para los palestinos", afirma el embajador de EE.UU. en los territorios ocupados palestinos.

"Demasiados ataques contra los palestinos carecen de una investigación o la respuesta vigorosa de las autoridades israelíes; demasiada justicia por mano propia que no se controla; y, a veces, parece que hay dos normas de adhesión al imperio de la ley: una para los israelíes y otra para los palestinos", afirmó el funcionario estadounidense en declaraciones recogidas por el diario local Haaretz.

El diplomático norteamericano también hizo referencia al asesinato de una familia palestina perpetrado, el 30 de julio de 2015, por colonos israelíes en la aldea de Kfar Duma, cerca de la ciudad cisjordana de Nablus. En este ataque murió quemado vivo un bebé de 18 meses, Ali Saad Daubasha. Nueve días después, el padre del niño, Saad, murió en el Hospital de Soroka, donde había sido tratado por quemaduras en el 80 por ciento de su cuerpo. Unos días después también la madre del niño palestino murió por la gravedad de sus quemaduras.

Fotos de Ali Saad Daubasha, niño palestino de un año y medio que murió quemado en un incendio provocado intencionalmente por colonos israelíes en su casa, en la aldea de Kfar Duma.

 

En septiembre de 2015, el ministro de asuntos militares del régimen israelí, Moshe Yaalon, reveló que las fuerzas de seguridad del país conocían la identidad de los atacantes, pero no fueron llevados ante la justicia para evitar identificar a una fuente de inteligencia.

En otra parte de sus declaraciones, Shapiro subrayó que la Administración estadounidense está "preocupada" por la política de asentamientos que, en su opinión, plantea "preguntas honestas acerca de las intenciones a largo plazo de Israel".

Las declaraciones del funcionario estadounidense desataron una dura respuesta por parte de la oficina del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, que indicó que esos comentarios son “inaceptables e incorrectos”.

mkh/anz/rba