• De izq. a dcha.: Sara, Benjamín y Avner Netanyahu, en una visita a la ciudad de Gézer, en los territorios ocupados palestinos, 21 de octubre de 2016.
Publicada: martes, 8 de enero de 2019 16:13

El régimen de Israel paga 27 000 dólares al mes para proteger a uno de los hijos del primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, en un viaje al extranjero.

Avner Netanyahu, hijo menor del premier israelí, realiza un viaje de 8 meses por Australia y Nueva Zelanda. Sus guardias de seguridad son reemplazados cada dos semanas, y el régimen de Tel Aviv está pagando la factura de todos sus vuelos, alojamientos, salarios, gastos y seguros, según informó el lunes el diario israelí Haaretz.

El periódico detalló, además, que Israel está destinando aproximadamente unos 100 000 shekels (27 000 dólares) al mes al pago de los guardias personales de Avner mientras lleva a cabo el referido viaje.

Mientras tanto, Sara Netanyahu, la esposa del premier israelí, tiene programado viajar a Australia en unas pocas semanas para encontrarse con su hijo allí. “Esto aumentará aún más el desembolso en seguridad para la familia de Netanyahu”, argumentó la fuente.

El reporte también aludió a un documento, publicado a principios del mes de diciembre por el sitio israelí de noticias Walla, que reveló que la oficina de Netanyahu había aprobado un presupuesto de 6 millones de shekels adicionales (1 618 320 dólares) para financiar los gastos en seguridad para los ex primeros ministros israelíes Ehud Olmert y Ehud Barak, así como los costos de los custodios de Avner.

 

Actualmente, tanto los hijos de Netanyahu, Avner y Yair, como su esposa, gozan de un vasto sistema de protección personal, el cual es financiado por los contribuyentes israelíes.

Esto mientras que la policía del régimen israelí ha sugerido acusar formalmente a Netanyahu de una serie de cargos derivados de indagaciones por el Caso 1000, que investiga la recepción de regalos de lujo por valor de 282 000 dólares a cambio de favores, y el Caso 2000 y el Caso 4000, que analizan posibles pactos o intercambios de favores a cambio de coberturas favorables en importantes grupos de comunicación.

La corrupción sistemática registrada entre los líderes israelíes desencadenó numerosas protestas callejeras en el año 2018. Conforme a un sondeo realizado en diciembre pasado, casi la mitad de los israelíes cree que el liderazgo del régimen de Tel Aviv es corrupto.

myd/anz/ftn/rba

Comentarios