• El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu (dcha.), junto con el ministro de educación israelí, Naftali Bennett, 30 de agosto de 2016. (Foto: AFP)
Publicada: viernes, 16 de noviembre de 2018 16:31

Medios israelíes aseguran que pronto habrá elecciones generales por la falta de acuerdo entre los ministros y la salida de la coalición de algunos partidos.

La coalición gobernante de Israel, liderada por el primer ministro Benjamín Netanyahu, ha quedado sumamente debilitada por el rechazo del premier a nombrar ministro de asuntos militares al ministro de educación Naftali Bennett, que lo reclamaba tras haber quedado vacante el puesto al renunciar a él Avigdor Lieberman, ha informado este viernes el diario local The Times of Israel.

Lieberman renunció a su cargo el miércoles a modo de protesta por la decisión del primer ministro de acordar un alto el fuego con los movimientos de la Resistencia palestina tras el recrudecimiento de los ataques a la Franja de Gaza iniciado el domingo.

La coalición gracias a la cual Netanyahu tenía el apoyo de 66 escaños del parlamento del régimen israelí (de un total de 120 escaños), pero con la salida de Lieberman y Bennett de la coalición esa cifra se ha reducido a 53 —el partido Yisrael Beiteinu, liderado por Lieberman, ocupa cinco escaños y la Casa Judía de Bennett ocho—, haciendo imposible que Netanyahu pueda gobernar, ya que necesita el apoyo de al menos la mitad de los diputados.

En teoría, el primer ministro israelí aún podría salvar su gobierno convenciendo de otros partidos de unirse a su coalición, pero esto parece muy improbable, al haber dejado claro todas las demás facciones políticas que no pactarán con él.

 

No obstante, fuentes citadas por los diarios The Times of Israel y Haaretz aseguran que el primer ministro ha afirmado que se reunirá la próxima semana con los líderes de varios partidos y los convencerá para que no tumben su gobierno, aunque ha insistido en que seguirá ejerciendo como ministro de asuntos militares, dado que en la actualidad “Israel se enfrenta a desafíos serios”.

La crisis política israelí se debe al desacuerdo entre los ministros sobre la actuación del régimen de ocupación en la Franja de Gaza. Lieberman y otros mandatarios han criticado a Netanyahu por concretar un alto el fuego con el Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS), lo que han descrito como acto de “flaqueza” del premier ante HAMAS.

Por su parte, este grupo de la Resistencia palestina ha celebrado la dimisión de Lieberman y la crisis política israelí provocada por los enfrentamientos bélicos que tuvieron lugar entre el domingo y el martes.

hgn/mla/snz/alg

Comentarios