• El canciller nicaragüense, Denis Moncada.
Publicada: martes, 20 de julio de 2021 23:25

Nicaragua denuncia complots de las potencias occidentales, encabezadas por EE.UU., para provocar un “cambio de régimen” en algunos países latinoamericanos.

Estamos viendo que hay mucha actividad de algunos países, sobre todo Estados Unidos y algunos países de la Unión Europea (UE), encaminada a desestabilizar países en América Latina, el Caribe y también en otros continentes”, ha dicho el canciller nicaragüense, Denis Moncada, en una entrevista concedida a la agencia rusa de noticias Sputnik y publicada este martes.

Ha repudiado también la injerencia de EE.UU. y de otras potencias hegemónicas en los asuntos de los países soberanos, como Nicaragua, con el próposito de tergiversar la realidad en estos Estados y “crear condiciones para un cambio de régimen”.

EE.UU. detrás de complots a favor de revoluciones de color en Latinoamérica

En esta misma línea, Moncada ha acusado a EE.UU. de organizar la marcha de protesta —18 de julio— de un número de los exiliados nicaragüenses en Costa Rica contra el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega. Los manifestantes, según ha señalado, son gente engañada como resultado de una confabulación diseñada por Washington.         

 

Hay una especie de conspiración de las grandes potencias occidentales, encabezadas por Estados Unidos, para cambios de régimen o revoluciones de color, y encaminada a consolidar su hegemonismo internacional, el control de los Estados a partir de los intereses geopolíticos y estratégicos de Estados Unidos y países de la UE”, ha afirmado.

Ha dicho que los países desarrollados han invertido miles de millones de dólares en planes destinados a desestabilizar Nicaragua y otros países. “La verdad es que Estados Unidos y algunos países europeos no soportan que otros países en América o el mundo puedan desarrollar sus políticas internas con autonomía”, ha afirmado.

Nicaragua asegura ser víctima de las sanciones unilaterales e ilegales de Estados Unidos y sus socios, como la UE, que buscan el fin del Gobierno de Ortega por defender la soberanía del país y ser abiertamente antimperialista.

ftm/ncl/fmk