• Biden anuncia fin de “misión de combate” en Irak, ¿dejarán el país?
Publicada: lunes, 26 de julio de 2021 23:50
Actualizada: martes, 27 de julio de 2021 2:17

El presidente de EE.UU. anuncia el fin de “operaciones de combate” de su país en Irak, en lo que parece la apertura de una nueva fase en los nexos bilaterales.

Joe Biden y el primer ministro iraquí, Mustafa al-Kazemi, se reunieron el lunes en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en Washington D.C. (capital estadounidense), y sellaron un acuerdo para acabar con la “misión de combate” de Estados Unidos en Irak.

“No estaremos a fin de año en una misión de combate”, indicó el mandatario estadounidense, al mismo tiempo que señaló que continuará la “cooperación militar” de Washington en una “nueva fase” de las relaciones.

De hecho, subrayó que el Ejército de EE.UU. seguirá “entrenando, asistiendo y ayudando” a las fuerzas iraquíes en su lucha contra el grupo terrorista Daesh. No obstante, no especificó el número de efectivos que se quedarán en Irak.

Por su parte, Al-Kazemi, que está de visita en EE.UU., dijo que la relación entre Bagdad y Washington “es más sólida que nunca” y expresó su esperanza de tener colaboraciones próximas con el país norteamericano.

 

Esto mientras no se espera que haya una reducción significativa de tropas estadounidenses en Irak. En este sentido, el portal digital estadounidense Politico, citando a funcionarios de EE.UU. y de Irak, bajo anónimo, informó la semana pasada que el fin de la misión de combate de las fuerzas estadounidenses no significa la salida de esas tropas del país árabe. Este medio aseguró que Washington permanecerá en Irak pretendiendo proveer apoyo.

Comunicado final de la reunión entre Biden y Al-Kazemi

En una declaración conjunta tras su diálogo, las partes revelaron los detalles del pacto alcanzado entre Bagdad y Washington. Según el texto, no habrá fuerzas estadounidenses “con un rol de combate en Irak para el 31 de diciembre de 2021”.

“Las delegaciones decidieron, tras las recientes conversaciones técnicas, que la relación de seguridad pasará completamente a un rol de entrenamiento, asesoramiento, asistencia e intercambio de inteligencia”, agrega el anuncio.

Según la nota, Estados Unidos reclama respetar el Estado de derecho en Irak, mientras que el país árabe, por su parte, ha reafirmado su compromiso de proteger a las fuerzas de la coalición internacional liderada por EE.UU. “que están asesorando y entrenando” en su territorio.

 

Todo esto ocurre en momentos en los que los iraquíes exigen más que nunca la salida total de las fuerzas estadounidenses.

A pesar de que Irak declaró la victoria sobre Daesh en diciembre de 2017, Estados Unidos ha mantenido su presencia militar en el país árabe, con el pretexto de evitar el resurgimiento de los grupos terroristas.

Sin embargo, la presencia continua de las tropas estadounidenses se ha convertido en un tema polarizador, especialmente luego del brutal asesinato del teniente general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds del Cuerpo de Guardianes de la Revolución Islámica (CGRI) de Irán; del subcomandante de las Unidades de Movilización Popular de Irak (Al-Hashad Al-Shabi, en árabe), Abu Mahdi al-Muhandis; y de varios de sus compañeros, en un ataque aéreo perpetrado por EE.UU. el 3 de enero de 2020. Tras la agresión, el Parlamento de Irak aprobó una resolución para exigir la salida de todas las tropas extranjeras del país.

nkh/ctl/hnb