• Los ataques de Daesh en Irak han causado el desplazamiento de un gran número de ciudadanos.
Publicada: domingo, 19 de abril de 2015 18:45

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) informó el sábado del desplazamiento forzado de más de 90 mil personas en la provincia de Al-Anbar, oeste del territorio iraquí, como consecuencia de la ola de violencia perpetrada por el grupo takfirí EIIL (Daesh, en árabe).

De acuerdo con Lise Grande, una coordinadora de la ONU para Irak, esas personas carecen de acceso a ayudas humanitarias, alimentos y agua, entre otras necesidades básicas.

Tras apuntar que la mayor prioridad de su organismo es enviar ayudas a esa gente y proporcionar su seguridad, Grande ha asegurado que la ONU hace “todo lo que puede” para ayudar a esos desplazados.

Los esfuerzos del Ejército iraquí, apoyado por las fuerzas voluntarias, para expulsar a los elementos de Daesh resultaron el jueves en la liberación total de Ramadi, capital de Al-Anbar, y la lucha continúa hasta la eliminación de elementos en toda la provincia.

tas/ktg/hnb

Comentarios