• Manifestantes exigen la renuncia del presidente Juan Orlando Hernández, en Tegucigalpa, capital de Honduras, 30 de noviembre de 2018. (Foto:AFP)
Publicada: sábado, 1 de diciembre de 2018 6:30
Actualizada: sábado, 1 de diciembre de 2018 11:14

Cientos de personas marcharon en la capital hondureña para reclamar renuncia del presidente Juan Orlando Hernández tras captura de su hermano por narcotráfico.

Con gritos de “Fuera JOH”, más de 400 personas recorrieron el bulevar Morazán, en el este de Tegucigalpa hasta llegar al edificio del Ministerio Público, donde celebraron un mitin de protesta.

El excandidato de la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, Salvador Nasralla, uno de los líderes de la oposición participante en el acto, recordó que desde hace varios años había denunciado la involucración del hermano del presidente Tony Hernández en el tráfico de drogas y el crimen organizado.

De acuerdo con Nasralla, parecía poco creíble que el mandatario hondureño no se diera cuenta de que su hermano estaba vinculado con el tráfico de drogas si había estado haciéndolo por cerca de 15 años.

Juan Antonio Hernández, excongresista hermano del presidente, más conocido como Tony Hernández, fue arrestado el pasado viernes en EE.UU. acusado de vínculos con el narcotráfico, y compareció la tarde del lunes ante una corte federal en Miami.

Los fiscales dijeron que Hernández, de 40 años, es “un narcotraficante de gran escala”, que conspiró con redes del crimen organizado trasnacional en México y Colombia para importar grandes cantidades de cocaína a Estados Unidos desde 2004 hasta 2016.

 

El presidente hondureño está también bajo la presión nacional e internacional por su responsabilidad en la actual crisis migratoria y la huida de miles de ciudadanos del país rumbo a Estados Unidos.

El Gobierno de Hernández insiste en que el éxodo masivo de hondureños tiene un trasfondo político, ignorando la grave situación de pobreza extrema e inseguridad que atraviesa Honduras.

La caravana de inmigrantes compuesta por guatemaltecos, hondureños, nicaragüenses y salvadoreños, ha recorrido más de 4000 kilómetros con la esperanza de vivir en EE.UU. No obstante, el presidente estadounidense, Donald Trump, que ya ha dejado ver que los migrantes no son bienvenidos en su país, amenazó el 26 de noviembre con sellar “permanentemente” la frontera con México.

ftm/ktg/fmk/hnb

Comentarios