• Miles de guatemaltecos se reúnen en la plaza central para demandar la dimisión de Pérez. 27 de agosto de 2015
Publicada: viernes, 28 de agosto de 2015 2:17

Miles de guatemaltecos volvieron a marchar este jueves por las calles de la capital, ciudad de Guatemala, para exigir la dimisión del presidente Otto Pérez.

Al grito de "¡renuncia ya!", los manifestantes recorrieron, como lo han hecho durante los últimos dos meses, varias calles de la capital hasta llegar a la Plaza de la Constitución. Allí se congregaron para exigir a gritos que se castigue a los políticos en los próximos comicios.

Entre el ensordecedor ruido de trompetas de plástico y bandas musicales, cuyo sonido se mezclaba con el estallido de petardos, los indignados han pedido la renuncia del presidente guatemalteco ante el clamor del pueblo.

"Otto, la cárcel te espera", "La corrupción nos está quitando la vida", "Otto ladrón", señalaban algunas de las pancartas que portaban los manifestantes, que marcharon desde la sede central de la estatal Universidad de San Carlos (USAC) hacia el centro histórico, donde se les unieron otros ciudadanos a la protesta.

La Corte Suprema de Justicia (CSJ) dio luz verde el martes a abrir un antejuicio contra el mandatario por su presunta vinculación con la red de corrupción denominada “La Línea”.

La ira de los guatemaltecos creció después de que Pérez Molina aseverara una vez más que no piensa renunciar a su cargo y rechazara las acusaciones de la Fiscalía General y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

El presidente de Guatemala, Otto Pérez Molina.

 

A pesar de las muestras de rechazo contra Pérez, la secretaria de Comunicación Social de la Presidencia, Karla Herrera, aseguró a la prensa que el mandatario guatemalteco "no renunciará" a la presidencia.

El miércoles, el titular del Juzgado B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, decretó la prisión preventiva para la exvicepresidenta, Roxana Baldetti, también acusada de fraude financiero.

La exfuncionaria, que enfrenta cargos por asociación ilícita, cohecho pasivo y defraudación aduanera, fue capturada el pasado 21 de agosto, en un hospital privado a petición del MP y la CICIG.

Este escándalo político que ha sacudido a la opinión pública, cobró sus primeras víctimas el sábado pasado, donde dos ministros y un comisionado de la gestión del presidente de Guatemala dimitieron en medio de las acusaciones de corrupción gubernamental que ha consternado al país centroamericano.

Desde el anuncio de la defraudación pública el pasado 16 de abril, Guatemala se ha convertido en escenario de manifestaciones antigubernamentales mientras están previstas unas elecciones generales el próximo 6 de septiembre con la finalidad de elegir el sucesor de Pérez Molina. 

mep/ktg/rba

Comentarios