• Francia se paraliza por huelga que podría extenderse hasta Navidad
Publicada: jueves, 5 de diciembre de 2019 10:23
Actualizada: miércoles, 11 de diciembre de 2019 0:09

Una huelga masiva en los transportes públicos en Francia contra los planes del Gobierno de reformar la jubilación convierte esta jornada en un “jueves negro”.

Un año después del estallido del movimiento de los “chalecos amarillos”, diversos colectivos, encabezados por sindicatos del sector de transporte, incluidos el ferroviario, el metro, autobúses y aéreo, han vuelto a desafiar al presidente Emmanuel Macron con una masiva convocatoria de paro general para hoy jueves, que podría ser la más grande en décadas.

La policía francesa advirtió de que podrían estallar disturbios y saqueos y ordenó el cierre de los negocios, cafés y restaurantes en la vía. Además prohibió toda protesta en los Campos Elíseos, en los alrededores del Elíseo (palacio presidencial), cerca del Parlamento y de la catedral de Notre Dame.

Conforme el canal FranceInfo, al menos 5000 agentes han sido desplazados solo en París, en lo que sería uno de los operativos de mayor envergadura que se hayan visto en la capital francesa, y su intención de evitar cualquier manifestación fuera de los recorridos autorizados.

Los organizadores de la protesta, a la que se han sumado abogados, personal sanitario, profesores y estudiantes, amenazan con paralizar el país galo hasta el 12 de diciembre, fecha en la que el primer ministro, Edouard Philippe, detallará el proyecto sobre la jubilación, que aún está en fase de consulta.

 

Desde el 17 de noviembre de 2018, los chalecos amarillos franceses realizaron cada semana una manifestación en defensa del poder adquisitivo y contra la subida de los precios. Estas protestas han sido respondidas con represión policial. Según fuentes oficiales, como consecuencia de la violencia de las fuerzas de seguridad, más de 2498 personas resultaron heridas.

nsr/ncl/tqi/hnb

Comentarios