•  El jefe de la Diplomacia de la UE, Josep Borrell, ofrece una conferencia de prensa en Bruselas, Bélgica, 16 de diciembre de 2020. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 10 de enero de 2021 17:45

El jefe de la Diplomacia de la UE afirma que el asalto al Capitolio de EE.UU. muestra ruptura en la sociedad de este país, promovida por Donald Trump.

Mediante un artículo publicado este domingo en el sitio web de la Unión Europea (UE), el jefe de la Diplomacia de dicho ente, Josep Borrell, ha reaccionado a los recientes disturbios violentos registrados en el Capitolio de EE.UU., enfatizando que “los desconcertantes eventos del miércoles muestran cuán dañada y dividida está la sociedad estadounidense” después de cuatro años de la Administración del saliente presidente de EE.UU., Donald Trump.

En su artículo, titulado ‘Los acontecimientos de Washington y lo que significan para Europa’, Borrell ha manifestado que lo sucedido en la sede del Congreso de EE.UU. “fue solo el clímax de acontecimientos muy preocupantes” que, durante los últimos años, han ocurrido en el mundo, dado que, ha detallado, hay líderes políticos, en referencia indirecta a Trump, que están dispuestos a “socavar las instituciones democráticas”.

El jefe de la Diplomacia de la UE ha agregado, además, que todas las personas y todos los gobiernos del mundo deben entender que, si toman el camino del retroceso sobre la democracia, los valores y las instituciones que se fundamentan en ella, serán “destruidos”.

 

De igual modo, ha agregado que el escenario violento registrado en el asalto al Capitolio le hizo recordar el golpe de Estado de 1981 en España, enfatizando que el país europeo “superó” esta crisis y, por ello, lo sucedido en Washington D.C. (capital de EE.UU.) no se puede comparar con el asalto al Congreso español, “no se puede subestimar el desastre potencial si el asunto hubiera descarrilado aún más”, ha detallado.

EE.UU. vive un caos nunca experimentado. El miércoles, simpatizantes del líder republicano asaltaron la sede del Congreso, como parte de su incondicional apoyo a Trump, para denunciar un supuesto fraude electoral en las elecciones del pasado 3 de noviembre, y como consecuencia de ello, hubo varios muertos y detenidos.

Desde el asalto al Capitolio, muchos líderes de diferentes partidos políticos han acusado a Trump de atacar la diplomacia estadounidense y han pedido su inmediata destitución.

shz/anz/nkh/mjs