• La jefa de la Diplomacia europea, Federica Mogherini, habla ante la prensa en Bruselas, 20 de junio de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 30 de junio de 2019 22:49
Actualizada: lunes, 1 de julio de 2019 11:04

La jefa de la Diplomacia de la Unión Europea (UE) dice que el Instex ya es operacional y anuncia que más países europeos se unirán a este mecanismo financiero.

“El instrumento para apoyar los intercambios comerciales legítimos con Irán ya es operacional y las primeras transacciones se han procesado”, ha vuelto a asegurar este domingo la alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mohgerini, en alusión al Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales).

Europa había confirmado el viernes haber activado el Instex —creado el 31 de enero por los signatarios europeos del pacto nuclear de 2015 para mantener un comercio no monetario con Irán y sortear las sanciones de EE.UU.— tras una cumbre en Viena (la capital austriaca) entre representantes de Irán y los demás firmantes del acuerdo nuclear, excepto EE.UU., que salió unilateralmente del mismo en mayo de 2018.

LEER MÁS: UE activa Instex para apoyar a Irán a eludir sanciones de EEUU

Además de los tres países europeos firmantes del Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), es decir, el Reino Unido, Francia y Alemania, otros siete Estados europeos se adherirán al Instex, ha anunciado Mogherini.

Anteriormente, Austria, Bélgica, Finlandia, Países Bajos, Eslovenia, España y Suecia habían expresado su voluntad para cooperar con los Gobiernos de Londres, París y Berlín en sus esfuerzos para facilitar el comercio con la República Islámica pese a los embargos de Washington.

El instrumento para apoyar los intercambios comerciales legítimos con Irán ya es operacional y las primeras transacciones se han procesado”, ha asegurado la alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mohgerini, en alusión al Instex (acrónimo en inglés de Instrumento de Apoyo a Intercambios Comerciales).

 

No obstante, las medidas y promesas de Europa respecto al Instex, hasta el momento, no han cumplido las expectativas de Irán, que lo califica como un “coche bonito sin combustible”.

El viceministro iraní de Asuntos Exteriores, Seyed Abás Araqchi, quien encabezó la delegación persa en la cumbre de Viena, celebrada el viernes, dijo a su vez que los progresos alcanzados en la cita no son suficientes para salvar el acuerdo nuclear, pues “para que el Instex sea útil para Irán, los europeos deberían comprar petróleo iraní o disponer líneas de crédito para el mecanismo”, enfatizó.

LEER MÁS: Irán: Hubo progresos, pero no “suficientes” en cumbre de Viena

Tras la salida de EE.UU. del acuerdo nuclear y ante la ineficacia de las medidas adoptadas por los europeos para contrarrestar las sanciones, la República Islámica anunció en mayo pasado que suspendía la implementación de algunos de sus compromisos nucleares y que dejaría de cumplir con otras obligaciones si no se garantizaban sus intereses en un plazo de 60 días.

De hecho, Teherán ha declarado que en el caso de que los europeos no cumplan sus compromisos en el plazo establecido, que expira el próximo 7 de julio, Irán volverá a enriquecer uranio por encima del nivel pactado —3,67 %— y comenzará a reconstruir el reactor de agua pesada de Arak.

mnz/rha/hnb