• Activistas protestan contra las ejecuciones sumarias en Arabia Saudí.
Publicada: jueves, 25 de abril de 2019 2:14

La Unión Europea (UE) indica que las ejecuciones en masa, como la última cometida en suelo saudí contra 37 personas, ponen en duda imparcialidad de los juicios.

A través de un comunicado, el bloque europeo lamentó el miércoles la ejecución, llevada a cabo el martes por el régimen de Riad, de 37 ciudadanos saudíes, en su mayoría activistas chiíes, por acusaciones de supuesto “terrorismo”.

“Estas ejecuciones en masa suscitan serias dudas sobre el respeto del derecho a un juicio justo, que es un estándar internacional mínimo de justicia fundamental”, aseveró la UE.

Las ejecuciones que se han efectuado en Riad (la capital), las ciudades santas musulmanas de La Meca y Medina, la provincia de Casim, la provincia Oriental y la provincia de Asir, suponen, conforme a la UE, el mayor número de ejecuciones en tan solo un día en el territorio del reino árabe desde 2016.

Asimismo, la nota pone de relieve que la identidad de la mayoría de los ejecutados y las dudas sobre la gravedad de los cargos para algunos de ellos tienen el potencial de alimentar unas tensiones sectarias que ya están dominando la región.

Estas ejecuciones en masa suscitan serias dudas sobre el respeto del derecho a un juicio justo, que es un estándar internacional mínimo de justicia fundamental”, asevera la Unión Europea (UE) sobre una reciente ejecución en Arabia Saudí.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) también reaccionó a la “impactante” ejecución en cuestión. La alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su viva inquietud por la falta de garantías procesales en el reino árabe, por la posibilidad de que las confesiones hubiesen sido obtenidas mediante torturas y por las edades de algunos de los acusados.

La alta funcionaria de las Naciones Unidas observó, de igual modo, que algunos de los ejecutados habían participado en protestas antigubernamentales, especialmente en las regiones de mayoría musulmana chií, localizadas en el este del país.

Desde hace tiempo, diferentes oenegés y organizaciones pro derechos humanos, como Human Rights Watch (HRW) y Amnistía Internacional (AI), vienen denunciando el aumento exponencial de la represión, el arresto y la encarcelación, por Riad, de activistas, a los que además se somete a brutales torturas, agresiones sexuales incluidas.

mtk/anz/fmk/rba

Comentarios