• Federica Mogherini, jefa de la Diplomacia de la UE, y el canciller polaco, Jacek Czaputowicz, en una reunión en Bruselas, 21 de enero de 2019. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 21 de enero de 2019 15:53
Actualizada: lunes, 21 de enero de 2019 19:13

Rusia no asistirá a la cumbre antiraní en Polonia, patrocinada por Estados Unidos, confirma el Ministerio polaco de Relaciones Exteriores.

El canciller de Polonia, Jacek Czaputowicz, ha informado hoy lunes que ningún representante de Rusia participará en dicha conferencia que se celebrará los días 13 y 14 de febrero en Varsovia, capital del país europeo.

Según el ministro polaco, Moscú ha decidido no asistir a la reunión ministerial antes de ver el programa de la campaña que ha lanzado el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, para abordar la situación en el Oriente Medio y, en particular, la influencia de Irán en tal región.

“La Unión Europea (UE) no puede oponerse a Estados Unidos en cuestiones del Oriente Medio”, ha argumentado Czaputowicz.

No obstante, la alta representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, ha confirmado este mismo lunes que no tomará parte en la cumbre de Varsovia contra Irán.

Mogherini ha explicado que tiene programado participar en la Cumbre de la Unión Africana (UA) en Adís Abeba, capital de Etiopía.

La Unión Europea (UE) no puede oponerse a Estados Unidos en cuestiones del Oriente Medio”, ha argumentado Jacek Czaputowicz, canciller de Polonia, tras anunciar que Rusia no participará en una cunbre que patrocina EE.UU. contra Irán en Polonia.

 

Algunos analistas evalúan que el objetivo de la Administración de EE.UU. de celebrar una reunión de este tipo en uno de los países del este de Europa es socavar la posición global de la Unión Europea y crear divergencia entre los países del bloque regional. Aseveran que el Gobierno del presidente estadounidense, Donald Trump, busca explotar la brecha entre los países europeos en materia de política exterior.

Trump y su equipo han reiterado en varias ocasiones que abogan por aislar y ejercer presiones sobre Teherán por el papel que desempeña en la zona. Para materializar este objetivo abandonó el acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Irán y el Grupo 5+1— compuesto entonces por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania—.

La medida dio lugar a una brecha entre Washington y la Unión Europea, que insta a conservar el pacto, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés).

La Cancillería de Irán convocó el 13 de enero al encargado de negocios polaco en Teherán, Wojciech Unolt, y pidió que Polonia se abstenga de colaborar con Washington en la celebración de esta conferencia antiraní.

msm/ctl/myd/rba

Comentarios