• El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo (izq.), y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, en una rueda de prensa, 29 de abril de 2018. (Foto: AFP)
Publicada: domingo, 20 de enero de 2019 18:34
Actualizada: domingo, 20 de enero de 2019 23:45

Un medio israelí ha reconocido este domingo que “nació muerta” la conferencia antiraní que EE.UU. pretende celebrar en la ciudad de Varsovia, capital polaca.

En un informe, el diario israelí Haaretz se lamenta de que “no esté claro qué se pretende lograr con dicha conferencia”, porque la Administración del presidente estadounidense, Donald Trump, ya se ha retirado del acuerdo nuclear con Irán, mientras que “sus esfuerzos, realizados para persuadir a la Unión Europea (UE) para que siga su ejemplo, han fracasado”.

Zvi Barel, el periodista israelí y autor del reporte, ha asegurado que “generalmente, cumbres como esta se convocan antes de algún movimiento diplomático o militar. Pero, en esta ocasión, parece ser un esfuerzo por mantener el impulso antiraní, dado que las amenazas y la presión no han obligado a Irán a que negocie, por separado, otro acuerdo que incluya su programa de misiles balísticos”.

Al comentar que en la cumbre, que se celebrará los días 13 y 14 de febrero, EE.UU. espera reunir a los líderes de “más de 70 países” del mundo, incluidos todos los miembros de la UE, el régimen de Israel y aliados árabes, Barel ha señalado que Washington fracasó en resolver la disputa diplomática de los países árabes del Golfo Pérsico, encabezados por Arabia Saudí, con Catar.

Según el analista, esta crisis diplomática detuvo el avance de la creación de la llamada “Alianza Estratégica de Oriente Medio” u “OTAN (acrónimo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte) árabe”, una coalición de Estados árabes que pretende dirigir EE.UU. contra Irán.

Generalmente, cumbres como esta se convocan antes de algún movimiento diplomático o militar. Pero, en esta ocasión, parece ser un esfuerzo por mantener el impulso antiraní, dado que las amenazas y la presión no han obligado a Irán a que negocie, por separado, otro acuerdo que incluya su programa de misiles balísticos”, ha indicado Zvi Barel, periodista del diario israelí Haaretz. 

 

Además, ha añadido que “es difícil imaginar que esta conferencia convenza a los Estados árabes” de que tomen medidas prácticas contra Irán.

De igual modo, ha subrayado que la política antiraní de Trump requiere una serie de eventos para que fragüe. Arabia Saudí y Catar tendrían que dejar de lado sus diferencias, Irak tendría que reducir sus lazos con el país persa y habría que convencer a Turquía de que cese sus relaciones con Irán, ha agregado.

“De momento, cada una de estas tareas resulta imposible, y cumplir con todas ellas evidentemente requeriría reemplazar a todos los líderes de los Estados árabes”, ha enfatizado el analista israelí.

Tras el anuncio de la celebración de la mencionada cumbre antiraní, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Yavad Zarif, tachó la reunión de “un desesperado circo antiraní” y aseguró que “Irán es más fuerte que nunca”.

La Cancillería de Irán convocó la semana pasada al encargado de negocios polaco en Teherán (la capital iraní) para expresarle la protesta del país por la celebración de la cita. El Gobierno iraní ha advertido que habrá una seria respuesta por su parte si Varsovia acoge la cumbre antiraní.

mkh/anz/mnz/rba

Comentarios