• Sergio Fernández Riquelme: Europa fracturada por crisis migratoria
Publicada: jueves, 30 de agosto de 2018 22:30
Actualizada: viernes, 31 de agosto de 2018 0:01

La crisis migratoria que azota a Europa ha creado una polarización entre los países del bloque sobre cómo hacer frente a este problema, dice un analista.

El historiador y doctor en política social Sergio Fernández Riquelme, en una entrevista este jueves con HispanTV, ha opinado que la crisis migratoria que azota al bloque europeo lo ha dividido en dos polos opuestos respeto a como acoger a los migrantes.

“Por un lado (están) los países occidentales, encabezados por Francia que quieren que los países del sur del Mediterráneo, acojan a esa gran cantidad de personas que vienen a Europa y por otro lado los países de Europa del Este, a los que se ha sumado actualmente Italia, que buscan intentar frenar esa llegada de migrantes con políticas restrictivas que impidan la llegada masiva de inmigrantes”, sostiene Fernández Riquelme.

El analista ha agregado que esta fractura de Europa en dos partes occidente y oriente, se basa en un modelo de desarrollo económico que favorece a ciertas partes del bloque mientras que empobrece a otras.

Mientras esta división está condenando el futuro del bloque comunitario a la desintegración, ha avivado ciertos “movimientos nacionalistas que aprovechan este conflicto para aumentar sus expectativas electorales o llegar al Gobierno como está sucediendo en Italia en los últimos meses”.

Esta crisis de polarización, según el entrevistado, se debe a la falta de un plan común entre los países del bloque. Alemania y Francia, los motores económicos de la Unión Europea (UE) quieren que los países periféricos de esta unión sean un muro de contención para la masiva llegada de migrantes, pero no ponen el dinero necesario para que esos países acojan de manera digna a estas personas y a sus familias.

En otra parte de su alocución, explica que estos países solo exigen a los miembros más pobres del bloque que se hagan cargo del problema, pero a la hora de acoger las cuotas migratorias se niegan a abrir sus fronteras como se ha evidenciado en el caso de la frontera entre Italia y Francia, donde miles de migrantes se encuentran atrapados en Italia intentado cruzar a Francia que no les abre sus fronteras y exige a Italia encargarse de ellos.

Por un lado (están) los países occidentales, encabezados por Francia que quieren que los países del sur del Mediterráneo, acojan a esa gran cantidad de personas que vienen a Europa y por otro lado los países de Europa del Este, a los que se ha sumado actualmente Italia, que buscan intentar frenar esa llegada de migrantes con políticas restrictivas que impidan la llegada masiva de inmigrantes”, declara el historiador y doctor en política social Sergio Fernández Riquelme.

Por otro lado, añade, países del este del continente europeo como Hungría, Italia o Polonia, exigen que se frene la llegada masiva de migrantes cuando la UE no pone el dinero ni adopta las medidas necesarias para que esta acogida sea viable.

El vicepresidente y ministro del Interior de Italia, Mateo Salvini, quizás la figura que más polémica ha creado con sus rígidas políticas antimigratorias, se enfrentó en junio en batalla verbal con Francia y otros países del bloque tras impedir el ingreso de la embarcación Aquarius con migrantes a bordo.

Por su parte, el presidente francés, Emmanuel Macron, ha fustigado a Italia y Hungría por intentar “fracturar a Europa” por su gestión de la situación.

Anteriormente, la canciller alemana, Angela Merkel, también expresó su inquietud por el riesgo que suponía esta crisis para el futuro del bloque comunitario europeo.

Fuente: HispanTV Noticias 

ahn/lvs/fmk/mkh

Comentarios