• --
Publicada: jueves, 30 de enero de 2014 2:14
Actualizada: jueves, 10 de diciembre de 2015 10:59

La canciller alemana, Angela Merkel, criticó este miércoles enérgicamente a EE.UU. y el Reino Unido por sus actividades de espionaje reveladas por el exempleado de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, según sus siglas en inglés), Edward Snowden. Las declaraciones de Merkel se producen en un importante discurso ante el Parlamento y sólo dos días antes de una reunión que mantendrá el próximo viernes en Berlín con el secretario de Estado estadounidense, John Kerry. La canciller en su discurso cuestionó las prácticas de espionaje de EE.UU. y el Reino Unido, que bajo el pretexto de seguridad han obtenido el acceso a todos los datos imaginables de sus socios y enfatizó que estas potencias además de sacrificar la libertad han "sembrado la desconfianza". "Hablamos de un proceder, según el cual el fin justifica los medios. Todo lo que es técnicamente posible, se hace y con ello se vulnera la confianza y se siembra la desconfianza", apuntó Merkel. Merkel rechazó el último discurso del presidente estadounidense, Barak Obama, que recientemente ha garantizado que "mientras [Obama] sea presidente" no se volverá a espiar el teléfono móvil de altos cargos alemanes, pero se seguirá permitiendo que las agencias de espionaje de EE.UU. manejen el 'big data' europeo con millones y millones de comunicaciones privadas de ciudadanos indefensos. "Nuestra respuesta sólo puede ser: no, eso no es correcto y no puede considerarse como correcto", reiteró Merkel al agregar que la única salida a la dañada situación de las relaciones bilaterales entre los dos países es el 'tratado de no espionaje'. Merkel, cuyo teléfono celular fue sometido a escuchas por la NSA, tiene intenciones de viajar a Washington en los próximos meses para entrevistarse con Obama. Por su parte, Kerry estará el viernes en Berlín, antes de participar en la Conferencia de Seguridad de Múnich, a la que se espera la asistencia de unos 20 líderes de todo el mundo y ministros de Exteriores de unos 50 países. De acuerdo con el informe publicado en octubre de 2013 por el semanario germano ‘Der Spiegel’, los documentos filtrados por Snowden muestran que el teléfono móvil de Merkel figuraba en la lista de los objetivos de la NSA desde el año 2002, tema que provocó la ira de la canciller y una brecha en las relaciones bilaterales. tmv/kt/hnb