• El monarca español, Felipe VI, junto al rey saudí, Salman bin Abdulaziz Al Saud, en ocasión de la visita realizada a ese país asiático en enero de 2017.
Publicada: sábado, 27 de junio de 2020 0:53
Actualizada: sábado, 27 de junio de 2020 2:08

Oenegés exigen al Gobierno español detener exportaciones de armas a Arabia Saudí e Israel, y evitar ser cómplice de los crímenes de estos en Yemen y Palestina.

Con motivo de la comparecencia del Gobierno de España, prevista para el próximo lunes 29 de junio, ante la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados para rendir cuentas sobre las exportaciones de armas, las organizaciones que forman la campaña Armas Bajo Control: Oxfam Intermón, Greenpeace, FundiPau y Amnistía Internacional, piden a la Moncloa suspender de forma inmediata las exportaciones de armas a Arabia Saudí, los Emiratos Árabes Unidos e Israel.

En su pedido, las oenegés recuerdan al Ejecutivo de coalición que si continúa exportando armas a los mencionados anteriormente, al igual que se hizo durante 2018 y 2019, según los informes, estaría violando la legislación vigente y exponiéndose a ser cómplice de la comisión de crímenes de derecho internacional en los territorios ocupados palestinos, por el régimen israelí, Yemen, Siria o Libia, donde operan grupos armados apoyados por los saudíes y los emiratíes.

La comparecencia gubernamental ante la Comisión tiene relevante importancia, ya que no se celebraba desde 2018, año en el cual se produjo un aumento significativo del comercio de armas que siguió en 2019, sin que les acompañara un control parlamentario de transparencia sobre un sector que opera con mucha opacidad y total inmunidad.

El Ejecutivo español deberá responder por un volumen récord de autorizaciones que entre 2018 y 2019 ascendieron a 21 825 millones de euros, de los que ya se han exportado 7880 millones de euros. 

 

Las oenegés reclaman transferencia a la Moncloa ante el temor de que esta, para dar una respuesta a la crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus, causante de la COVID-19, anteponga supuestos beneficios económicos sobre la legislación que prohíbe vender armas para cometer atrocidades.

Dado que, si no se revocan algunas licencias, podría continuar el aumento de las exportaciones, iniciado con las medidas de apoyo a la exportación de armas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy para mitigar los efectos de la crisis de 2008, Armas Bajo Control recomienda avanzar progresivamente hacia el establecimiento de un modelo de control parlamentario previo para exportaciones sensibles, como ocurre en otros países exportadores como Estados Unidos.

Desde que Arabia Saudí iniciara su cruenta agresión contra Yemen allá en marzo de 2015, varios países occidentales han vendido y suministrado armamento y equipos militares a este país árabe, que es el primer importador mundial de armas. Aunque el Gobierno de Madrid no lo admite, hay datos que apuntan a que Riad usa munición española en sus ataques a los yemeníes.

A pesar de las campañas internacionales y las denuncias correspondientes a día de hoy la industria armamentista española continúa vendiendo armas y material militar al régimen israelí.

krd/ctl/rba