• Torra considera “devastada” la cúpula judicial española
Publicada: miércoles, 21 de noviembre de 2018 21:41
Actualizada: miércoles, 21 de noviembre de 2018 22:04

El presidente de la Generalitat catalana denuncia falta de independencia judicial por la intromisión directa de los partidos políticos en el Tribunal Supremo.

De escándalo en escándalo, así han sido las últimas semanas del Tribunal Supremo (TS) de España. Primero por su rectificación del fallo judicial sobre hipotecas tras la presión de la banca.

Más tarde, por la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) contra el juicio al político vasco Arnaldo Otegi y ahora por la polémica renovación de su cúpula judicial en un pacto oculto entre el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE). El presidente catalán, Quim Torra, ha denunciado falta de garantías democráticas.

Manuel Marchena, el magistrado conservador candidato a presidir el Alto Tribunal ha renunciado finalmente al cargo y será el responsable de dictar sentencia contra los presos políticos independentistas.

Los dirigentes encarcelados han pedido su recusación por falta de imparcialidad y el independentismo ha alertado de la vulneración flagrante de derechos.

Torra ha asegurado que viajará por el mundo para denunciar la represión del Estado y ha condenado cualquier acto de violencia en Cataluña.

Por su parte, los partidos unionistas han denunciado acciones de intimidación contra ellos y el PP ha insistido en pedir la dimisión del presidente.

Ante la crisis de la Justicia española, el independentismo sólo confía ya en los tribunales europeos como última instancia y por eso, la Generalitat ha confirmado la presencia de observadores internacionales del Parlamento Europeo (PE), de otras cámaras estatales y de asociaciones civiles durante el juicio contra sus dirigentes, previsto para el próximo enero.

Oriol Puig, Barcelona.

xsh/rba

Comentarios