• El jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, haba con los periodistas en Viena, 7 de junio de 2021. (Foto: AFP)
Publicada: lunes, 7 de junio de 2021 17:37

Tras la advertencia de Teherán, el jefe de la AIEA recalca que cada vez es más difícil extender un acuerdo de inspección nuclear que cerró la agencia con Irán.

“Creo que se está volviendo cada vez más difícil”, ha afirmado este lunes el director general de la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA), Rafael Grossi, cuando se le preguntó qué tan probable es que las dos partes vuelvan a extender el acuerdo a finales de este mes.

Grossi ha confirmado que ha habido reuniones y que la parte iraní “ha reiterado su voluntad de comprometerse, cooperar y dar respuestas”. “Mientras hablamos, no hemos tenido ningún progreso concreto en ninguno de los temas”, ha agregado.

El director del organismo internacional ha saludado las declaraciones del jefe de la Organización de Energía Atómica de Irán (OEAI), Ali Akbar Salehi, para continuar las cooperaciones, pero ha expresado que su “esperanza es que estas expresiones de buena voluntad se verifiquen y estén respaldadas por resultados concretos”.

 

Hablando sobre las conversaciones en curso entre Irán y los firmantes restantes del acuerdo nuclear de 2015, de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés), en Viena, el titular de la AIEA ha indicado que su impresión es que las negociaciones han entrado “en una fase decisiva” y que “la agencia estará allí para apoyarlos como lo ha estado durante todo este tiempo”.

Grossi ha dicho que espera que con “un acuerdo general más amplio que se está trabajando” en Viena, o por algún otro medio, “no vamos a ver más reducidas nuestras [...] capacidades de inspección”.

El 23 de febrero, Irán detuvo la implementación voluntaria del Protocolo Adicional al Acuerdo de Salvaguardias del Tratado de No Proliferación (TNP) nuclear que permitió a la AIEA realizar inspecciones con poca antelación de las instalaciones nucleares del país.

Sin embargo, en un gesto de buena voluntad en apoyo de la diplomacia, Teherán llegó a un “entendimiento técnico temporal” con la AIEA, según el cual continuaría usando cámaras para grabar información en sus centrales nucleares durante tres meses, pero retendría la información exclusivamente. Mientras las conversaciones siguen en Viena, Irán y la AIEA prorrogaron este acuerdo trimestral el pasado 24 de mayo por un mes más.

Pese a todo, este 31 de mayo Irán dejó claro a la agencia que ya no extenderá el entendimiento técnico alcanzado, pero continuará su registro y mantenimiento de datos nucleares por un mes más.

Estos acuerdos es una oportunidad que Irán ha dado al resto de firmantes del convenio nuclear, es decir el Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania, para salvar el pacto.

Sin embargo, Irán recalca que, si EE.UU. sigue sin levantar los embargos dentro de ese plazo, Teherán eliminará para siempre las grabaciones.

tmv/tqi/mkh