• “Las sanciones, en el fondo, golpean a los propios sancionadores”
Publicada: jueves, 6 de mayo de 2021 1:07

Las sanciones que se imponen a los países pueden hacer que la COVID-19 se siga expandiendo por el mundo, pese a los esfuerzos internacionales para frenarla.

El analista de temas internacionales Isaac Bigio indicó el miércoles, en una entrevista concedida a HispanTV, que las sanciones a los países, en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, no solo afectan a las naciones de los países sancionados, sino también a las naciones de los países que sancionan.

“Las sanciones durante la pandemia de la COVID-19 son terribles. Vamos a dar un ejemplo, Brasil. Sancionan a Venezuela. ¿Y cuál es la consecuencia? Que la COVID de Brasil, donde ahí no ha habido mascarillas, no ha habido distancia social, el Gobierno no ha querido dar vacunas, se esparció por toda Sudamérica y ha infectado a Argentina, a Perú, Ecuador. Y mientras más se expandió la COVID, más ha generado la caída de los gobiernos”, señaló.

En su opinión, el mensaje que dan muchos de los países sancionados es que quieren seguir adelante a pesar de todas las sanciones y burlarse de estas medidas, puesto que son unilaterales y antidemocráticas.

 

Expertos en salud pública y activistas de derechos humanos señalan que las sanciones están dificultando la lucha contra el coronavirus. En el caso de Irán, la práctica expulsión del país persa del sistema financiero internacional hace casi imposible para esta nación importar los suministros necesarios. 

Irán tacha de “terrorismo económico y médico” los embargos estadounidenses, dado que están provocando un “genocidio” en medio de la pandemia.

Fuente: HispanTV Noticias

mep/anz/mkh